[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

17/04/2019 - 09:23
FNPI con una lectura colectiva desde Cartagena se conmemorá la muerte del Premio Nobel un 17 de abril de 2014.
14/04/2019 - 09:29
Este domingo se cumplen dos años de la muerte del cantante vallenato y luego de sufrir un trágico accidente en carreteras de Sucre.









Encuesta

¿Cuál es su actividad principal en Semana Santa?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Videos Virales

Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:42
La joven apareció colgando de un aire acondicionado, al lado de una ventana, mientras los equipos de rescate intentaban ayudarla.
Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:26
La víctima estaba en la calle cuando sus órganos acabaron en las manos del sujeto.
Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:05
El carro salió volando y se llevó de frente la cabeza del motero, quien acabó aplastado.

Espacio Paranormal

Paranormal

17/04/2019 - 11:27
El hecho ocurrió en Llorente, Nariño, y luego que una espiritista les confirmara su resurrección. ¡VIDEO!
UFO SPAIN
14/04/2019 - 12:15
Según algunas personas, quien ve el filme fallece en el momento por extrañas circunstancias.
Imagen: mundoesotericoparanormal.com
17/01/2019 - 18:25
Una mujer ve el fantasma de su hijo fallecido a través de una cámara de seguridad.

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Domingo, Marzo 17, 2019 - 09:55

Durante siglos, las siempre absurdas guerras humanas terminaron de la misma manera: un bando obtenía la victoria militar y política, mientras el otro se quedaba solo con la derrota. El vencedor se hacía con el botín, léase ciudades, tierra, sembrados, riqueza monetaria, sistemas de producción, recursos mineros, agua, obras de arte y arquitectura bien para su colección o destrucción; incluso el honor y la humillación de los vencidos era un regalo para saborear; y claro, las mujeres eran un premio especial para los valientes soldados vencedores.

La ecuación de la barbarie era simple: dos grupos de depredadores profesionales se peleaban sin dios ni ley por los recursos existentes y el que ganaba se quedaba con todo.

A partir de las dos guerras mundiales y sus inconmensurables excesos, los líderes planetarios ajustaron un poco el modelo introduciendo -aunque con muchos defectos- un ingrediente que antes no existía: la justicia.

En esas oportunidades, los ganadores también se quedaron con todo; pero al menos establecieron tribunales y adelantaron procesos (algunos muy famosos como el de Núremberg contra los nazis), en los que se dictaron condenas que terminaron con ahorcamientos e imposición de cadenas perpetuas para muchos de los responsables de los crímenes más graves.

La historia continuó su curso y vinieron entonces otros ensayos similares: con Ruanda (un conflicto feroz entre Tutsis y Hutus con más de ochocientos mil asesinatos); Sudáfrica (con un racismo extremo y absurdo, el apartheid); la antigua Yugoeslavia (una guerra interna separatista, religiosa, étnica y cultural con niveles de violencia extrema), y otros tantos conflictos en África y América Central, y los casos emblemáticos de casi toda América del Sur padeciendo sus ignominiosas dictaduras del siglo XX.

Todos tuvieron sus respectivas cuotas de justicia y verdad, unos más y unos menos. Los primeros, mediante tribunales internacionales cuya legitimidad todavía está en entredicho por cuenta de la difícil distinción entre lo que pudiera llamarse juez natural y lo que no. Y no solo eso: la definición de los delitos corría por cuenta de los vencedores, de suerte que las conductas carecían de una prohibición preexistente y las sanciones se imponían por analogía.

¿Un galimatías? No. Es la realidad de las cosas, los procesos van evolucionando: pasamos de la barbarie monda y lironda de tierra arrasada, a la barbarie tecnificada y sofisticada de tierra arrasada, pero con algo de justicia, con un poco de verdad amañada por los vencedores para la historia, con algo de reparación institucional, sin reconocimiento a las víctimas, y con garantías de no repetición cero.

Pero la civilización siguió avanzando. En hora buena. Y se logró la última versión de Justicia Transicional, la más completa, probablemente la más acabada en la historia universal. Se diseñó en Colombia, ajustada a resolver una guerra interna espantosa de más de medio siglo. No es perfecta, no hay obra humana que lo sea, pero basta con leer los textos de los acuerdos firmados en la Habana para constatar que eso es así. El esfuerzo de los negociadores por alcanzar los más altos estándares internacionales en términos de Justicia Transicional está plasmado allí en forma contundente.

El político israelí Shlomo Ben Ami lo dijo hace unos años: “Mientras la guerra a menudo une a los países, la paz los separa porque demanda concesiones y sacrificios inevitables”. Los procesos de Justicia Transicional son complejos, exigen un profundo sentido de humanismo y de salvaguarda de la vida y la dignidad humanas; no son pequeñas cosas las que se ponen en juego, se trata de una transacción altamente valiosa para asegurar el futuro de las generaciones.

Se sabe de intentos anteriores en otras partes del mundo que han fracasado; los expertos insisten en que la causa principal radica en que alguna de las partes del conflicto logre adueñarse de los mecanismos para ponerlos al servicio de la impunidad o la venganza.

Y que desgracia, pero todo indica que el caso colombiano está tomando ese trágico camino…

Por Miriam Martínez

@PazAportes

www.PazAportes.org

- Software por Activisual -