[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

17/04/2019 - 09:23
FNPI con una lectura colectiva desde Cartagena se conmemorá la muerte del Premio Nobel un 17 de abril de 2014.
14/04/2019 - 09:29
Este domingo se cumplen dos años de la muerte del cantante vallenato y luego de sufrir un trágico accidente en carreteras de Sucre.









Encuesta

¿Cuál es su actividad principal en Semana Santa?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Videos Virales

Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:42
La joven apareció colgando de un aire acondicionado, al lado de una ventana, mientras los equipos de rescate intentaban ayudarla.
Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:26
La víctima estaba en la calle cuando sus órganos acabaron en las manos del sujeto.
Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:05
El carro salió volando y se llevó de frente la cabeza del motero, quien acabó aplastado.

Espacio Paranormal

Paranormal

17/04/2019 - 11:27
El hecho ocurrió en Llorente, Nariño, y luego que una espiritista les confirmara su resurrección. ¡VIDEO!
UFO SPAIN
14/04/2019 - 12:15
Según algunas personas, quien ve el filme fallece en el momento por extrañas circunstancias.
Imagen: mundoesotericoparanormal.com
17/01/2019 - 18:25
Una mujer ve el fantasma de su hijo fallecido a través de una cámara de seguridad.

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Enero 8, 2019 - 17:43

La ira, el resentimiento, la aflicción, la amargura, el rencor y el desengaño generan estrés e impactan la salud del ser humano. Cuando las personas recuerdan un episodio de desdicha o agravio aumenta la presión arterial, el pulso y el tono muscular. Sin embargo, al perdonar o sentirse perdonado, además de recuperarse el estado normal de salud, las personas se sienten calmadas y tranquilas.

Distintos autores han encontrado que después del perdón, personas que habían padecido de dolores de espalda, náuseas, insomnio, pérdida de apetito, dolores de cabeza, entre otros síntomas, dejaron de percibirlos.

Los seres humanos no somos perfectos y tenemos dos opciones: O vivimos asentados en los defectos, el rencor y los errores, o crecemos fundamentados en los aciertos, el amor y el perdón. Nuestros padres poseen virtudes y fallos. Si no perdonamos sus errores, no veremos sus bondades y estaremos frustrados. Igual será con nuestros hermanos, parientes, amigos, vecinos, compañeros de trabajo.

De igual manera, debemos perdonarnos a nosotros mismos. Muchas veces no reconocemos nuestras propias faltas puesto que no sabemos perdonarnos. Pero en el fondo, la culpa pasa a formar parte de nuestras vidas, afectando nuestro comportamiento. Nos endurece y podemos lastimar a los demás. En ocasiones, puede sumirnos en tristeza y depresión. Perdonarnos a nosotros mismos es admitirnos como somos. Con lo bueno y lo no tan bueno.

Perdonar y perdonarnos, esa es la meta. Revisemos también lo que hicimos que haya perjudicado a otros. Acéptese y perdónese, y luego perdone a quien le provocó dolor. Piense que al igual que usted, además merece una oportunidad. Si lo requiere, busque ayuda profesional.

Cuando nos confesamos recibimos una excelente dosis de terapia interior. La confesión ayuda y el perdón verdaderamente nos hace mejores personas. Generalmente hemos sido enseñados a pedir perdón solo por lo que hemos hecho. Sin embargo, también podemos pedir perdón por lo que hemos dejado de hacer y por las cosas que nos han hecho.

Cuando incluimos en nuestra confesión las cosas que hemos hecho, estamos dando un primer paso enorme para dejar el comportamiento inmaduro de culpar a los demás.

Cuando nos confesamos no podemos culpar a otros; admitimos nuestras faltas y se las presentamos a Dios. Todas nuestras acciones y decisiones surgen del complejo estado de nuestro corazón. Dios lo sabe y comprende todo esto. En lugar de analizar todos esos factores Él quiere que simplemente nos presentemos ante Él, le digamos el mal que hemos hecho, y le dejemos a Él el resto.

De una u otra forma perdonar y ser perdonado debe formar parte de nuestras vidas. Perdonemos a quien nos ha hecho algún daño y nos produjo sufrimiento, y nos sentiremos aliviados.

Ten muy en cuenta que al pedir perdón en el sacramento de la reconciliación, este tiene un poderoso efecto sanador en nuestras vidas. Cuando lo hacemos, la sanación que ocurre es poderosa y real; llega hasta las raíces de nuestro ser.

 

Por: Narciso Obando López, Pbro.        

- Software por Activisual -