[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

17/04/2019 - 09:23
FNPI con una lectura colectiva desde Cartagena se conmemorá la muerte del Premio Nobel un 17 de abril de 2014.
14/04/2019 - 09:29
Este domingo se cumplen dos años de la muerte del cantante vallenato y luego de sufrir un trágico accidente en carreteras de Sucre.









Encuesta

¿Cuál es su actividad principal en Semana Santa?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Videos Virales

Captura de pantalla
16/04/2019 - 14:16
La chica seguía su camino cuando el sujeto, andando en bicicleta, la comenzó a seguir.
02/01/2019 - 16:41
El impactante accidente fue ocasionado por las chispas que se desprendieron de las bengalas encendidas para celebrar su triunfo.
31/12/2018 - 10:13
En medio de una filmación familiar esto le pasó a la pastorcita del pesebre.

Espacio Paranormal

Paranormal

UFO SPAIN
14/04/2019 - 12:15
Según algunas personas, quien ve el filme fallece en el momento por extrañas circunstancias.
Imagen: mundoesotericoparanormal.com
17/01/2019 - 18:25
Una mujer ve el fantasma de su hijo fallecido a través de una cámara de seguridad.
09/01/2019 - 12:20
La han visto cruzar por el cielo en su escoba buscando a las mujeres y a hombres guapos para dejarles moretones durante la noche.

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Domingo, Marzo 18, 2018 - 16:43

El resultado no pudo ser peor, sencillamente porque la mecánica no remplaza la esencia de las dificultades.

 

Si uno tuviera que resumir la obra literaria de Kafka en pocas palabras, tendría que decir algo como que en ella su autor siempre planteó hechos que en principio podían parecer normales pero que al final terminaron siendo surrealistas. Su genio literario se lo permitió, y quizás por ello nos encontramos con frases tan originales y tan afiladas como esta que pongo como ejemplo de un estilo capaz de describir vastas realidades a través de la imaginación literaria: “Un idiota es un idiota. Dos idiotas son dos idiotas. Diez mil idiotas son un partido político”.

Yendo un poco más allá, uno podría decir que en Colombia tal cual esos son los partidos políticos, a lo que habría que agregar que además del nutrido número de idiotas que los componen, estos cuentan con sus respectivos dirigentes en diferentes presentaciones: caciques, jefes únicos, jefes naturales, prohombres, ajedrecistas, bancadas, y otros títulos de menor jerarquía a nivel barrial o veredal.

Solo para mirar lo más reciente de la historia, para el año 2002 había en Colombia 52 partidos funcionando en la democracia postconstituyente del 91. Para este 2018, hasta antes de las últimas elecciones a congreso, quedaban tan solo 14, y es previsible que el número se haya disminuido y que para el futuro continúe la tendencia a la baja.

Pero la reducción no significa mayor cosa, al menos no en cuanto al mejoramiento de las costumbres políticas en el país. Los problemas siguen siendo por lo general los mismos y en muchos casos a escalas mucho mayores. ¡Qué tal el tema de la compra de votos! Las dimensiones actuales son apabullantes.

El caso de Aida Merlano, tan sonado por estos días, muestra el grado de industrialización al que ha llegado el negocio. Sin pruebas a la mano, me atrevo a sostener que el número de votos comprados en Colombia supera con creces al voto consciente y que el costo de las campañas debe ser al menos de cinco veces más de lo que aparece legalizado en las contabilidades que enseñan estas a las autoridades electorales. La relación de seguro cambia un poco para las elecciones presidenciales, pero en términos generales creo que se mantiene un modelo similar.

Las consecuencias son catastróficas. El control político serio es mínimo y queda a cargo de un número muy pequeño de parlamentarios. Las iniciativas legislativas son muy pocas y el congreso se dedica más bien o a pupitrear lo que le lleva el ejecutivo, o a bloquear al gobierno en las coyunturas persiguiendo la famosa mermelada.

Las campañas se han hecho tan costosas que quien aspira hoy en día (no todos, la mayoría) o bien es muy rico o tiene el respaldo de alguien que tiene mucho dinero, y de esa forma los políticos y los altos funcionarios del Estado se entrelazan con los negocios particulares de todas las especies, convirtiendo el servicio público en un asunto de castas, de apellidos y de intereses de esos que promueven y siembran la semilla de la corrupción.

 

La reforma política del 2011 quedó mal hecha. No tocó a fondo los problemas estructurales de la política colombiana y los cambios que se fijaron allí fueron más de forma que de contenido, por lo que al final terminaron fue reforzando las malas prácticas del pasado, incluso perfeccionándolas. Con el argumento de que a partidos fuertes mayor gobernabilidad, se crearon figuras más exigentes en cuanto a los avales y en cuanto a temas de accesibilidad como en el caso de los umbrales, pero dejando a salvo el punto de la cifra repartidora para darle gusto a todos.

El resultado no pudo ser peor, sencillamente porque la mecánica no remplaza la esencia de las dificultades. ¿Cuántos partidos hoy no son fábricas comercializadoras de avales al menudeo, en un mercado que no tiene en consideración ni programas ni afinidades de ningún tipo pero que produce jugosas ganancias a los dueños del aviso?

O en el caso de los umbrales, ¿no están acaso los partidos metidos hasta la coronilla en esa aventura de atraer a quien sea a sus filas para sumar los votos que se requieren para superar la cifra que los mantenga con personería jurídica y con presencia en las corporaciones públicas?

Son verdades de a puño; a la Democracia colombiana la salvan hoy cuatro cosas: la tradición histórica, un grupo minoritario de líderes con escrúpulos y ganas de hacer bien las cosas, muchos (no sé cuántos) ciudadanos fervientes de la democracia de verdad y, de seguro, algo inexplicable, algo así como un milagro.

Por Miriam Martínez Díaz

@PazAportes

- Software por Activisual -