[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

17/04/2019 - 09:23
FNPI con una lectura colectiva desde Cartagena se conmemorá la muerte del Premio Nobel un 17 de abril de 2014.
14/04/2019 - 09:29
Este domingo se cumplen dos años de la muerte del cantante vallenato y luego de sufrir un trágico accidente en carreteras de Sucre.









Encuesta

¿Cuál es su actividad principal en Semana Santa?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Videos Virales

Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:42
La joven apareció colgando de un aire acondicionado, al lado de una ventana, mientras los equipos de rescate intentaban ayudarla.
Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:26
La víctima estaba en la calle cuando sus órganos acabaron en las manos del sujeto.
Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:05
El carro salió volando y se llevó de frente la cabeza del motero, quien acabó aplastado.

Espacio Paranormal

Paranormal

17/04/2019 - 11:27
El hecho ocurrió en Llorente, Nariño, y luego que una espiritista les confirmara su resurrección. ¡VIDEO!
UFO SPAIN
14/04/2019 - 12:15
Según algunas personas, quien ve el filme fallece en el momento por extrañas circunstancias.
Imagen: mundoesotericoparanormal.com
17/01/2019 - 18:25
Una mujer ve el fantasma de su hijo fallecido a través de una cámara de seguridad.

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

FOTO: Camilo Santacruz
Domingo, Marzo 3, 2019 - 15:39
FOTO: Camilo Santacruz

“Acá consigo mi sustento de cada día, lo del almuerzo y la comida”, dice con una hermosa sonrisa Luz Mélida Rodríguez.

Desde hace más de 50 años Luz Mélida Rodríguez es una de las personas que les da de comer a las palomas en la Plaza de Bolívar de Bogotá, lo curioso de la historia y lo que la gente no conoce es que esta señora con una hermosa sonrisa y su amabilidad característica nació en Taminango al norte del departamento de Nariño.

Luz Mélida asegura que viajó a la capital de Colombia en busca de un mejor futuro y una estabilidad económica, sin embargo sus sueños no funcionaron y tuvo que buscar la manera de sobrevivir.

 “Mi sueño era poder enviarle dinero a mis padres porque la situación en mi pueblo era muy difícil, el problema fue que con el pasar del tiempo las cosas no funcionaron del todo bien y las ofertas laborales nunca llegaron”, explicó.

Con tristeza esta vendedora de maíz expresa que no pudo ayudar a sus padres porque nunca consiguió un trabajo estable y lo poco que ganada le servía para sobrevivir.

Luz Mélida llegó a Bogotá cuando tenía 16 años de edad, el problema asegura ella es que nunca consiguió el futuro soñado y al igual que muchos colombianos se dedicó al ‘rebusque’.

Hoy en día con sus 67 años de edad Rodríguez recuerda con amor a la gente que la vio crecer y con sus ojos llenos de lágrimas dice que lastimosamente sus padres ya fallecieron y nunca les pudo dar todo lo que ellos en verdad merecían.

Nacida en la vereda San Gerardo en el municipio de Taminango recuerda que en el 52 la situación en el departamento era muy difícil y al igual que el sueño americano se arriesgó a viajar en este caso a la capital para continuar sus estudios y poder trabajar.

En este momento en Taminango aún quedan algunos parientes de doña Luz Mélida, ella afirma que sus hermanos y sobrinos siguen en San Gerardo dedicados al trabajo del campo y que a pesar de las dificultades que representa vivir en Bogotá tiene claro que a la vereda no regresa porque como dice ella ya no se acostumbra.

Su amor a los animales y la necesidad del sustento económico la llevo hace más de 50 años a la plaza de Bolívar, un lugar donde los propios y turistas alimentan a las palomas.

“Lo que para algunos es un problema para muchas familias es su manera de alimentar a sus familias”, dice esta maicera como se conoce popular mente al oficio de vender maíz para estos animales.

Esta vendedora recuerda que cuando llegó a Bogotá a sus 16 años trabajaba con las fotografías instantáneas y su humilde cámara milímetro. Además dijo que tenía una impresora fotográfica pero en una necesidad económica tuvo que venderla para pagar el arriendo de su vivienda. “Me toco vender todo para pagar el arriendo y lo triste es que hasta ahora no he podido juntar el dinero para recuperar mi impresora, por eso ahora solo vivo de la venta del maíz”, dijo.

Añadió que en un buen día puede recaudar 25.000 o 30.000 pesos que si bien no es mucho durante todos estos años le ha servido para sacar a su hijo adelante. “Yo le traigo a las palomas todas las tardes su comidita y agüita y por más de 50 años e subsistido y saque adelante a Paolita y Germancito”, afirmó.

Doña Luz Mélida es una de las primeras maiceras que llego a la plaza de Bolívar y en este momento es una de las más significativas en el gremio y dice que lo más preocupante es la decisión de la Alcaldía Mayor de quitar a los vendedores ambulantes de la plaza.

Según la Alcaldía de Bogotá, en la Plaza de Bolívar hay 33 palomas por metro cuadrado, cuando debería haber solo 4.

La vendedora afirma que en la plaza consigue el sustento de cada día. “Las palomas son las palomas de la paz, son patrimonio nacional y de todos los países donde existen las palomas”, expresó.

El rostro de felicidad

La rutina inicia desde muy temprano, sin embargo sus obligaciones en el hogar no le permiten llegar a la plaza desde la mañana.

“Tengo un carrito esperar de 2 llantas y en ese traigo el maíz y la agüita para las palomas. Hay gente de buen corazón que nos hace el gastico y le dan comidita a estos animalitos que son, ‘las palomas de la paz’”, dijo.

A pesar de lo poco que ha conseguido Mélida disfruta de la compañía de la gente, la amabilidad de los turistas y dice que una de los sentimientos más especiales es ver el rostro de felicidad de los niños cada vez que alimentan a las palomitas y ellas llegan a sus manos sin sentir ningún temor.

“Desde muy pequeños debemos inculcarle a los niños el amor por la naturaleza, por los seres vivos, a pesar de todo lo malo que se dice de estos animales ellos son hermosos y siempre que llego a mi lugar de trabajo me dan la bienvenida y eso me hace sentir feliz”, explicó entre risas.

La jornada de doña Luz inicia en la tarde y con este negocio saco adelante a sus hijos. Afirma que a Nariño no regresa porque la verdad no cree acostumbrarse a un lugar pequeño. “La capital pese a sus dificultades abre puertas y la forma de vida es muy diferente. Mi principal razón para regresar a mi vereda eran mis padres, ahora que ellos no están no tiene sentido volver”.

Dijo que a pesar de no querer regresar es orgullosa de ser nariñense y siente que el departamento tiene muchas cualidades para salir adelante, sin embargo lo han dejado abandonado y sin apoyo.

Esta mujer es la muestra de que a pesar de las adversidades la vida vale la pena cuando las cosas se hacen con amor, con la sonrisa que la caracteriza y esa mirada sincera a sus 67 años de edad esta vendedora asegura que seguirá alimentando a las palomas en la Plaza de Bolívar mientras su vida se lo permita.

- Software por Activisual -