Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

13/11/2019 - 18:26
Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

editorial

Miércoles, Enero 30, 2013 - 06:57

Este año será como una prueba de fuego para los alcaldes y gobernadores en el país, porque ante la insatisfacción de la ciudadanía o el incumplimiento de los programas de gobierno, podrían verse inmersos en una revocatoria del mandato, tras cumplir su primer año de ejercicio y amparados por la Ley 134 de 1994. En Nariño comienzan a cocinarse estos procesos en distintas regiones al no ver resultados de las administraciones locales.

Esta es una herramienta legal que tiene el pueblo que eligió a los gobernantes y si bien hasta el momento en Colombia en ninguna región han prosperado las revocatorias del mandato, dejan ver el descontento de la comunidad y el rechazo a la falta de efectividad de la labor de los gobernantes y sus gabinetes. De acuerdo con el contenido de la ley “es un derecho político, por medio del cual los ciudadanos dan por terminado el mandato que le han conferido a un gobernador o a un alcalde”.

Frente a esto los mandatarios deberían tomar en cuenta el riesgo que existe en su contra y deberían trabajar con más ahínco en busca de generar resultados que conlleven a mejorar el nivel de vida de las comunidades y no dilatar los proyectos porque no les alcanzará el tiempo para concretarlos. El programa de gobierno es un documento de compromiso.

Según lo expuesto por la Registraduría del Estado Civil, en Colombia han llegado a las urnas desde 1996 un total de 37 revocatorias del mandato en los departamentos de Boyacá, Atlántico, Bolívar, Magdalena, Caldas, Córdoba, Cauca, Antioquia, Sucre, Valle y Caquetá.

Se conoce también que desde 2007, ciudadanos de 42 municipios de Colombia pidieron la revocatoria para intentar terminar con el mandato del alcalde o gobernador elegido, sin embargo de estas solicitudes 11 llegaron a las urnas, y las restantes no superaron la etapa de revisión de firmas, como ha sucedido en diferentes regiones del departamento de Nariño.

Como lo señalamos ninguno ha prosperado, al no obtener los votos requeridos, pero es necesario tener en cuenta que los trámites y exigencias se redujeron en buena parte y eso va a facilitar que estos procesos de impulsen. Los jefes de los gobiernos locales y departamentales tienen un fuerte poder en sus comarcas, pero no se puede subestimar la capacidad de los sectores populares.

En la Ley 741 de 2002 que modificó el artículo 64 de la Ley 134 de 994, las firmas de las personas que apoyan la revocatoria del mandato deben ser “un número de ciudadanos no inferior al 40% del total de votos que obtuvo el elegido”.

En nuestro departamento el caso más sonado es la iniciativa planteada por un sector social del municipio de Albán, en el oriente de Nariño, en donde se avanza con la recolección de las firmas para anular la elección del alcalde Libardo Martínez Gómez, con el argumento de que el funcionario no ha ejercido sus funciones a cabalidad. Por su parte el gobernante asegura que esto es producto de resentimientos de un grupo político que se quedó sin el poder tras las elecciones del 30 de octubre de 2011, además de indicar que es un movimiento que no tiene ni liderazgo y capacidad. Al tiempo le respondieron que son ciudadanos reales e inconformes con su mandato y a la vez se identificaron con nombre propio.

No podemos olvidarnos que 2013 será un año político que definirá el horizonte para las elecciones al Congreso programadas en marzo de 2014 y que como sabemos ya muestran varios rostros de los que van a liderar las campañas.

En este panorama los municipios son los ruedos de las contiendas políticos y los epicentros donde se consiguen los votos y en ese sentido los alcaldes tendrán muchas tentaciones, pero no pueden olvidarse que los ojos de la comunidad y de los mismos organismos de vigilancia estarán encima.

Los procesos de revocatoria del mandato tienen un acto costo para el Estado, pero también para la comunidad no sólo por la cantidad de recursos económicos que se pierden, sino por la forma como se afecta el desarrollo de los municipios. Por eso quienes los lideren deben ser concientes a la hora de emprenderlos.

- Software por Activisual -