E-learning y los desafíos en la implementación de este método de aprendizaje
Capacitaciones

A partir de las dificultades sanitarias, sociales y económicas que sufrieron gran cantidad de países en los últimos años, entendimos que existen ciertos escenarios que son muy difíciles de anticipar. Para la mayoría de las industrias, este nuevo panorama implicó repensar la forma en la que venían trabajando. Algunos se vieron favorecidos y otros perjudicados, pero todos por igual debieron adaptarse a la nueva realidad.

La industria de la educación online fue una de las que se ha visto favorecidas. Sin pedir permiso, la virtualidad se instaló en nuestros hogares para decirnos que una nueva forma de aprendizaje había llegado para quedarse.

Las opiniones en torno a este tema se mostraron muy divididas, pero de a poco la gran mayoría de los usuarios comenzaron a adaptarse a la educación a distancia y a sacarle provecho a sus comodidades. Lo mismo sucedió con las plataformas educativas y los cursos y capacitaciones online. De un momento a otro, se duplicó la oferta de ambos y las opciones disponibles para los usuarios aumentaron notablemente.

El auge fue tan repentino que no se lograron prever algunas situaciones que podían llegar a convertirse en problemas. Sin embargo, con mucha astucia, hablamos de una metodología que, lejos de improvisar y hacer camino al andar, se mostró muy consciente de los desafíos que debió enfrentar.

 

Números que afirman

Según un informe de e-Learning 2018 de OBS, el mercado mundial de educación online para el año 2015 representaba unos 165.000 millones de dólares y se esperaba un crecimiento sostenido del 5% por año para el 2023, estimando un total de ingresos de 230.000 millones de dólares.

Como ya hemos mencionado, la pandemia se interpuso en los planes de todos los rubros, incluido en los de los pronósticos de este estilo. En este caso, tan solo en el 2020 se detectó un crecimiento del 15% en la industria del e-learning, alcanzando un total de 230.000 millones de dólares en ingresos anuales.

Particularmente en América Latina, este crecimiento se vió enfatizado en cuatro países que lideraron la región en materia de e-learning: para el 2020, podía apreciarse un crecimiento del 21.5% en Brasil, un 18.6% en Colombia, luego Bolivia con el 17,8% y por último Chile con el 14,4%.

Particularmente en Colombia, el crecimiento fue acompañado de una serie de medidas gubernamentales que apoyaron el incipiente desarrollo de la educación virtual, que luego con la pandemia se volvió un problema difícil de domar.

Aprendizaje

 

Desafíos que debe enfrentar la virtualidad

Como sucede con cada rubro de la industria, existen ciertos desafíos que deben ser afrontados y que seguramente se conviertan en una dificultad para el desarrollo y el crecimiento de esa actividad económica. 

Estos desafíos pueden ser factores internos o externos y ser previstos o inesperados. El escenario de estos últimos años, obligó a la educación virtual a salir a escena casi sin preparación, por eso debió sortear las dificultades a medida que se le presentaban, pudiendo sobrellevarlas aún hoy de la mejor manera posible.

  • Resistencia al cambio

Esta característica se da cada vez que una situación ofrece una nueva manera de hacer las cosas, de pensar, etc. Por lo general la aceptación a estos cambios se da de forma escalonada a nivel social, en donde un porcentaje de la población siempre se mantiene reacia a aceptar lo nuevo. 

En esta oportunidad, la resistencia al cambio también se hizo presente, la diferencia estuvo en que no había otra opción. Con el confinamiento instalado en muchos países del mundo, la educación presencial debió ser reemplazada por la virtual de forma casi obligatoria.

En este caso, se trató de un desafío que el e-learning supo sortear por que el contexto global estaba de su lado.

  • Falta de recursos

Una de las características de la virtualidad, es que no se vale por sí misma. Es decir, para poder funcionar, requiere de un dispositivo móvil, corriente eléctrica e internet. En el mejor de los casos, también podemos agregar una buena cámara, auriculares y micrófono pero con los tres primeros elementos mencionados sería suficiente para que pueda funcionar.

Por lo tanto, si el usuario no cuenta con alguno de estos tres recursos, le resultaría imposible poder acceder a cursos online. Sin ir más lejos, según un relevamiento realizado por DANE, en Colombia el 56,5% de los hogares no cuenta con servicio de internet, incluso sabiendo que por ley es considerado esencial.

Si bien se trata de factores externos que exceden a las plataformas educativas online, es cierto que en algunos casos puede generar limitaciones en la accesibilidad.

  • Plataformas resistentes

El contenido al que tenemos acceso en nuestra vida cotidiana es sumamente amplio. Redes sociales, blogs, plataformas y portales de noticias son solo algunas de las opciones que tenemos disponibles. 

Una de las ventajas de la virtualidad, es tener al alcance de nuestra mano todos estos recursos para poder compartirlos libremente en las capacitaciones virtuales y enriquecerse unos con otros. 

Sin embargo, para que esto suceda y sea de forma dinámica, las plataformas educativas y las de videoconferencia deben poder brindar el soporte técnico suficiente para que no colapse el sistema.

Este desafío quizás surgió mientras las herramientas estaban siendo utilizadas y demandadas cada vez más. Sin embargo, han sabido responder debidamente y mejorar sus servicios para que la experiencia de los usuarios sea cada vez más enriquecedora.

  • Contenidos atractivos

Este punto resulta desafiante tanto para la educación virtual como para la presencial. Sin embargo, con la virtualidad sucede que el usuario tiene al alcance de su mano la posibilidad de acceder a contenido distractor que desvía su atención de la capacitación. 

Por lo tanto, el desafío es doble. El contenido debe ser directo, claro, conciso y sumamente atractivo para competir con el estímulo permanente que los usuarios reciben de otros sitios.


Todo proyecto o nueva medida tiene desafíos que debe enfrentar. La educación on-line demostró que está preparada para batallar en cualquier escenario y dar respuestas que satisfagan a sus usuarios. El porcentaje de adherencia a la virtualidad, demuestra que se trata de un rubro que seguirá creciendo por mucho tiempo más.

Creditos foto
Google
Category