Encuesta presentó detalles de cómo la edad importaría en emprendedores

Cortesía

Dieron a conocer esta semana, los estudios de una encuesta hecha sobre emprendedores en el mundo, donde la mayoría se caracteriza por ser jóvenes, con informes indicando que desde los 28 años, muchos ya comienzan su negocio.

La Herbalife Nutrition realizó la encuesta a más de 25.000 personas de 18 a 40 años, en 35 países, y los hallazgos fueron bastante interesantes, según su presidente John DeSimone.

De los encuestados interesados en empezar su propio negocio, el 51% se mostró preocupado de no ser tomado en serio por la edad, aunque también consideró su juventud como algo positivo. La mitad de los aspirantes internacionales expresó que la edad los ayudaría en sus posibilidades de éxito.

Manejar la tecnología importa

Una de las ventajas que poseen los jóvenes emprendedores, según la encuesta, es que son tecnológicamente inteligentes.

        Seis de cada diez (61%) de los encuestados expresó que se adaptan mejor a las nuevas tecnologías que las otras generaciones,

        El 43% manifestó que es más probable que tenga ideas nuevas, sin explorar; y

        El 29% de quienes desean abrir un negocio dijeron que "tienen menos temor al fracaso" que las otras generaciones.

La encuesta también relevó la menor probabilidad de que los encuestados más jóvenes deban tener que mantener una familia o pagar una hipoteca, lo cual les permite adoptar un enfoque más aventurero y de exploración cuando son su propio jefe. Este deseo fue el factor de motivación número uno informado por los encuestados que deseaban emprender, seguido de la capacidad de perseguir su pasión. Y esa pasión es importante como lo hemos observado en los Distribuidores Independientes que iniciaron un negocio de nutrición.

El riesgo es esperable

Iniciar un negocio requiere una combinación de fortaleza, pasión y perseverancia. Exige encontrar un equilibrio entre conocer el riesgo, las ansias de ser su propio jefe y creer en la capacidad de conseguir el éxito.

Casi el 75% de los encuestados informó que sueña con ser un emprendedor y subraya que la capacidad de ser jefe es muy atractiva, así como también la libertad de fijar el horario. De los encuestados estadounidenses que tuvieron anteriormente un empleo, que ahora estaban interesados en emprender, el 60% manifestó que una de las razones era que estaban cansados de que los empleados mayores y los gerentes les dijeran "no". Un tercio buscaba obtener mayor flexibilidad en su trabajo.

La encuesta también reveló que el 31% de los adultos veía que emprender les ofrecía una oportunidad para cambiar de carrera. Otro 26% de los encuestados dijo que iniciar un pequeño negocio lo ayudaría a complementar su ingreso por la reducción de la jornada de trabajo debido a la pandemia.

Como el foco está puesto en el equilibrio entre la vida privada y la vida laboral, no es sorprendente que más del 50% de los adultos estadounidenses sienta que abrir un pequeño negocio también le abrirá la oportunidad de tener mayor control sobre la vida. Emprender es a menudo visto como un camino para que la gente tenga más tiempo de perseguir sus pasiones no vinculadas con el trabajo.

Category