Líderes campesinos de Tumaco celebran fallo de la Corte Constitucional

Juan Angulo, representante.

Organizaciones afrodescendientes, indígenas y campesinas proponen soluciones alternativas y concertadas para evitar las plantaciones de cultivos de uso ilícito.

 

Después que la Corte Constitucional colombiana emitiera el fallo en contra del proyecto que pretendía continuar con la eliminación de los cultivos de uso ilícito con la aspersión de glifosato, los consejos comunitarios, comunidades indígenas y campesinas de Tumaco celebraron esta decisión, una de las más aclamadas por ellos, quienes proponen una sustitución concertada con las comunidades.

Esta decisión se debe a que la Corte Constitucional acogió las tutelas presentadas por comunidades afro, campesinas e indígenas de más de 100 municipios de 14 departamentos en donde manifestaban que no habían sido consultadas por el Gobierno Nacional para adelantar la acción de fumigación con glifosato en sus territorios.

DIARIO DEL SUR dialogó sobre esta decisión con el representante legal de la Red de Consejos Comunitarios del Pacífico Sur, Recompas, Juan Carlos Angulo Vásquez, quien manifestó que celebran esta decisión.

 

Reconocen luchas

“Este fallo es un reconocimiento a las luchas de las organizaciones sociales de las comunidades indígenas, negras y campesinas del país que hemos lidiado con las verdaderas problemáticas del narcotráfico y las alternativas poco racionales que ha implementado el gobierno para hacerle frente a este mal que nos aqueja en los territorios”, indicó el líder.

Además añadió “siempre hemos considerado que ni el glifosato ni la erradicación forzada son estrategias que le convengan a las comunidades. Hemos decidido que las propuestas alternativas y concertadas con las comunidades han sido mucho más eficientes. Este químico lo que hace es acabar con la naturaleza, el medio ambiente y la vida en el territorio”.

 

Sustitución voluntaria

Recompas aglutina 18 consejos comunitarios de Tumaco y Francisco Pizarro, casi del 80% del territorio de la zona rural de Tumaco y el 100% de Francisco, que, según lo manifestado por Angulo Vásquez, todos están comprometidos con la sustitución voluntaria de los cultivos de uso ilícito. Sin embargo, aclaró que la implementación ha sido muy poca, solo se ha logrado en 4 consejos comunitarios. Alto Mira, Río Chagui, Río Rosario y Recuerdo, en el Río Mexicano.

El líder reconoce que hay gran cantidad de hectáreas sembradas con estos cultivos, pero aclara que se debe a que el gobierno no implementa proyectos económicos que permitan a las comunidades su sostenimiento, cosa que si hace el cultivo de coca.

“La única alternativa que le ha dejado el gobierno a las comunidades es obligarlo a sembrar coca, es un cultivo que solo sirve a ellos, son ellos quienes viven de la producción del glifosato, de las políticas de control antidrogas, del mismo cultivo de la coca, porque los gobierno se apropian del narcotráfico”, señaló.

Category