Una cultura ancestral china fue víctima del cambio climático hace 5.000 años

Crédito: Haiwei Zhang.

Una antigua cultura china colapsó por causa de un intenso proceso de cambio climático hace 5.000 años: conocida como la Venecia de la Edad de Piedra de China, la cultura Liangzhu en el este del país asiático es uno de los testimonios más importantes de la civilización avanzada china temprana. Ahora, un nuevo estudio geológico realizado por un grupo internacional de investigadores ha comprobado que desapareció abruptamente debido a inundaciones masivas, provocadas por lluvias monzónicas anormalmente intensas.

Considerada como uno de los primeros ejemplos de comunidades altamente desarrolladas basadas en una infraestructura hídrica, Liangzhu disponía de un complejo sistema de canales. Sin embargo, como las ruinas de la ciudad central de esta cultura se descubrieron tardíamente, fue subestimada en su importancia histórica. En los últimos años, el sitio arqueológico se puso en valor y ahora se considera un registro bien conservado de esta civilización china, llevando a que Liangzhu fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2019.

El secreto escondido en las cuevas

El colapso repentino de esta avanzada cultura ha sido un histórico tema de debate. Según una nota de prensa de la Universidad de Innsbruck, uno de los centros académicos que formó parte de la investigación, las excavaciones realizadas y el análisis de muestras permitieron concluir que Liangzhu colapsó debido a enormes inundaciones, que destruyeron la ciudad y provocaron el éxodo de las personas que la habitaban. Las conclusiones de los especialistas pueden encontrarse en un estudio publicado en la revista Science Advances.

Según los científicos, las cuevas y sus depósitos pueden transformarse en uno los archivos climáticos más importantes que existen. A partir de los elementos recuperados y del estudio de los detalles encontrados, es posible reconstruir las condiciones climáticas existentes sobre las cuevas incluso hasta más de 100.000 años en el pasado. Para desentrañar el misterio en torno a la cultura Liangzhu y su desaparición, la investigación trabajaron en cuevas ubicadas al suroeste del sitio arqueológico.

Los datos de las estalagmitas que se analizaron muestran claramente que entre 4.345 y 4.324 años atrás la región sufrió un período de precipitaciones extremadamente intenso. Los registros de isótopos de carbono así lo confirmaron, mientras que la datación precisa se realizó a través de análisis de uranio-torio. Con esta información, los especialistas se centraron en la hipótesis ambiental: la ausencia total de evidencias de causas humanas, como por ejemplo conflictos bélicos, hizo que esta idea se potenciara aún más.

El agua arrasó con todo

Al parecer, un agudo proceso de cambio climático generó condiciones de extrema humedad, que incluso se habrían mantenido hasta 300 años después del abandono de Liangzhu por parte de sus habitantes. Las lluvias monzónicas masivas provocaron el desborde del río Yangtze y de todos los cursos de agua de la región: las presas y sofisticados canales creados por la cultura china ya no pudieron soportar estas gigantescas masas de agua, desembocando en la destrucción de la ciudad y obligando a las personas a migrar.

Pero las investigaciones históricas están intentando preservar el legado cultural de esta civilización. Se sabe, por ejemplo, que los canales dispuestos en la ciudad amurallada de Liangzhu hacían posible un sistema de riego que les permitió cultivar grandes superficies agrícolas durante las cuatro estaciones del año, a lo largo de casi un milenio de influencia en la región.

Creditos foto
Foto: las estalagmitas en las cuevas ubicadas al suroeste del sitio de
Category