Amenaza de guerra en el oriente europeo

Carlos Álvarez.

La diplomacia occidental está al máximo ritmo en un intento de aplacar a Putin en una real amenaza de desencadenar un conflicto bélico con invasión a Ucrania. Es tan real, que en la  frontera rusa con la ex república soviética, están acantonadas 100.000 tropas, y en Moscú 10.000 soldados se encuentran en maniobras militares. La pretensión de Putin es que la OTAN (Tratado del Atlántico Norte) se retire de Europa del este a las fronteras de 1997. Por supuesto Occidente se niega. Nos recuerda la crisis de Cuba en la era Kennedy y Jrushchov,

en que los EEUU debieron retirar sus bases militares en Turquía a cambio de retirar los misiles nucleares de Cuba.

Pero ahora las circunstancias son diferentes a la guerra fría de entonces.

Hoy los actores de una posible son distintos: por un lado, los Estados Unidos junto con sus aliados europeos, todos con armamento nuclear y por el otro, Rusia (que no Unión Soviética) en compañía del nuevo gran coloso mundial: China en pleno auge económico, militar y espacial. Este último en aquella época de la guerra fría del siglo XX, era un país del tercer mundo pobre, subdesarrollado, superpoblado, muy lejos de hazañas espaciales reservadas a las dos grandes potencias: Estados Unidos y la Unión Soviética.  Ahora sumémosle a Putin y a Xi Jinping, Corea del Norte, poseedora de arsenal nuclear.

Muchos expertos vaticinan que otra tensión mundial está ya presente, pero si se desborda una acción militar contra Ucrania, estaremos inmersos en una guerra que se extenderá amenazadoramente por Europa y luego por todo el globo.

El auge de China, así como impresionante, también es determinante en las alianzas del mundo. En América Latina tenemos la presencia China en varios países. Colombia en menor grado comercialmente hablando: manufacturas, vehículos, ingeniería que observamos diariamente en la calle.

Por:CARLOS ALVAREZ

Category