Bienestar animal
Tatiana Santacruz.

Para nadie es un secreto que el tema del cuidado de los animales se ha reconocido mucho más en los últimos años, lo cual se ha visto reflejado mediante nuevas leyes que garantizan el cuidado de los mismos y también mediante las movilizaciones que realizan los animalistas, exigiendo el respeto y el cuidado que dicho s animales se merecen, buscando de esta manera concientizar a diferentes poblaciones.

A pesar de ello, las cifras en Colombia por hechos de maltrato animal han incrementado, la Fiscalía General de la Nación reveló que, en el 2021, 172 personas fueron imputadas por maltrato animal, de las cuales 94 fueron condenadas en juicio.

 

De igual manera, a diario nos encontramos con varias publicaciones en diferentes redes sociales donde se ven estos desfavorables acontecimientos que en muchas ocasiones sirven como prueba, al igual que las denuncias realizadas por los mismos ciudadanos, un ejemplo de ello, los vecinos de maltratadores. Lo cual, me parece realmente favorable debido a que de ninguna manera nos podemos callar cuando veamos algún tipo de injusticia, en especial si se trata de un ser indefenso que en muchas ocasiones no puede protegerse, más aún cuando el maltratador es su propio dueño. Gracias a varios estudios realizados se ha comprobado que los animales como seres vivos, son seres sintientes, donde el dolor y el sufrimiento que muchas personas poco empáticas les producen, lo conciben.

Cabe resaltar que a nivel departamental se han logrado ajustes en cuanto a ello, como la unidad móvil de esterilización que se lleva a cabo por parte de la Gobernación de Nariño donde se prestan jornadas de esterilización y atención en diferentes municipios; sin embargo, considero que hay que seguir trabajando arduamente en cuanto a este tema porque es necesario y de urgencia que desde las administraciones municipales se realicen más campañas educativas en las instituciones, sean educativas o laborales, para que se le enseñe a la comunidad todo lo relacionado con el amor hacia estos seres vivos, aclarando que no son juguetes ni objetos que se pueden manipular de cualquier manera.

Además de exigir a las autoridades leyes, justicia más severa y finalmente la regulación del uso de animales, como caballos y perros, en corporaciones como la Policía Nacional o trabajos independientes.

Por: Tatiana Santacruz

Category