El juego de la política

Miguel Hernández

Hace muchos años apenas siendo un niño, mi padre con tintes de conservador aclamaba a los “líderes políticos” de aquellas épocas, pero los recuerdos que llegan a mi mente eran los discursos de la radio en plena faena política era de López Michelsen contra Álvaro Gómez Hurtado.

En aquella época los insultos no eran tan graves como los que escuchamos ahora, no se escribía ni mucho menos lo hacían se enviaban razones por teléfono.

En ese entonces eran puras insinuaciones de color pasados de tinte, o sea del azul al morado y del rojo al vinotinto, pero no recuerdo que se rasgaran las vestiduras como en nuestra época donde los cueros al sol se vuelven costras, pero una mala palabra se tenía más en cuenta como para transarse a un combate con hacha y machete de parte y parte y la sangre corría casi en todo el territorio nacional como queriendo decir “esto es violencia pura”.

De los años 70 y 80 a nuestros días la prensa empezó a publicar toda esa desdicha que dejaba el bipartidismo colombiano, unos la desgracia de ser liberales y los del otro bando los conservadores y el recuerdo de décadas anteriores donde los hechos teñían de sangre los parajes andinos colombianos, pero nunca llegaron a los medios noticiosos, como si esos hechos quedaban en una impunidad total.

Pero los más refinados políticos utilizaban términos y una jerga que solo la gente estudiada y adulta los entendían y, un día al mirar los dos encopetados enemigos y rivales políticos que se transaban puyas e insultos para ganar electores, fueron sorprendidos en una elegante cafetería tomando tinto dándole la espalda al paparazzi del momento, el cual una foto fue publicada en uno de los mejores diarios del país, el cual cayó en las manos de mi padre.

Era una injusticia que unos por tener distintos colores políticos se peleaban a muerte dejando madres viudas e hijos huérfanos y un tremendo lío entre familias por no tener el mismo color político, y los dos líderes en tremenda faena de anécdotas y risas contándose todo el camino que habría que recurrir para llegar a la presidencia del aquel entonces, el odio pudo más contra los conservadores que los liberales llevaron a la Casa de Nariño al mismísimo ‘Pollo’ López.

Desde esa época mi padre dio la espalda a la política dejándonos a nosotros sus hijos una lección, que en la política jamás deberíamos de confiar, todo era un juego sucio que, por llegar al trono presidencial tendría que pasar por encima de todo aquello que se llamaba contrincante u opositor.

 Hoy en día nada ha cambiado, la política sigue siendo aún más sucia y traicionera y nosotros jamás hemos recibido de un político algo como para agradecerle y tenerle en cuenta.

POR: MIGUEL HERNÁNDEZ

 

Category

Espectáculo

Publicado2022-06-26

El Zenit de San Petersburgo viene de firmar una temporada importante en la Liga Premier de Rusia, al hacerse con el título en la edición 2021-22, y t

Horóscopo

Publicado2022-06-26

El Zenit de San Petersburgo viene de firmar una temporada importante en la Liga Premier de Rusia, al hacerse con el título en la edición 2021-22, y t

Video juegos

Publicado2022-06-26

El Zenit de San Petersburgo viene de firmar una temporada importante en la Liga Premier de Rusia, al hacerse con el título en la edición 2021-22, y t