EL PADRE DE LOS PUENTES FESTIVOS
Jorge Carvajal Pérez

Seguramente muchos de los que hoy están disfrutando de este nuevo puente festivo, en especial si son jóvenes, ignoran a quien se le debe agradecer esos días seguidos de descanso que los colombianos tenemos varias veces en el año, los que se adicionan al sábado y el domingo para unos fines de semana espectaculares.

Pues bien, estos puentes festivos se deben a un  señor natural de Cartagena, que se llamaba Raimundo Emiliani Román, quien, en su calidad de Senador de la República, fue el gestor de la Ley 51 de 1983, la cual reformó el Código Laboral, la que se conoce como Ley Emiliani, mediante la cual se trasladaron la mayoría de los días feriados nacionales al lunes más próximo, la que sustentó como una medida que le iba a dar mayor productividad económica al país.

La verdad sea dicha, se trató de una iniciativa que fue muy bien recibida en todos los estamentos, puesto que contribuyó de manera decidida a fomentar el turismo en el país, sino que también se convirtió en un aliciente para las actividades laborales.

Don Raimundo fue abogado de la Universidad Nacional y se le reconoció de manera unánime como uno de los dirigentes conservadores más brillantes e ilustres. Por ello, no deja de ser un poco injusto que su recuerdo haya quedado por siempre ligado a la creación de los puentes festivos en Colombia y no a otras brillantes actividades que lo destacaron como uno de los mejores congresistas del país, por lo que se puede afirmar con certeza que fue mucho más que la Ley que lo volvió famoso.

En efecto, él se desempeñó varias veces como ministro de Estado y Ministro encargado de Trabajo en la Junta Militar de Gobierno en 1957, luego de la caída del general Gustavo Rojas Pinilla, periodo en el que también fue Ministro de Salud y el 7 de agosto de 1958, volvió al ministerio del Trabajo, en el inicio del Gobierno de Alberto Lleras Camargo y luego Ministro de Justicia en la Presidencia de Guillermo León Valencia.

Para que vean que don Raimundo no solo fue la Ley de los puentes festivos, les cuento que él fue uno de los principales gestores de la creación en Colombia del Servicio Nacional de Aprendizaje Sena y de las cajas de compensación familiar; embajador de Colombia en Suiza, Brasil, Cuba, Uruguay y ante la Santa Sede y la Organización de Naciones Unidas, ONU, congresista durante 20 años y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991.

Por eso, hoy en la celebración de este puente, quienes hoy disfrutan de este descanso, deben hacer un brindis en su honor. Don Raimundo qué con seguridad disfruta en el cielo del puente eterno, se lo merece con creces.

POR: JORGE HERNANDO CARVAJAL PÉREZ

Category