Lecciones de vida
Manuel Rosero

Es evidente que ahora con las redes sociales en su máximo fulgor casi todo el mundo tiene su grupo de whatsapp, ya sea de la familia, amigos, compañeros de trabajo, en fin, por cualquier motivo, por insulso que sea, se tiene esta herramienta de comunicación.

En mi caso tengo un grupo de exalumnos del colegio Champagnat de la generación de 1982, y entre tantos mensajes fue uno que me llamó la atención y que quiero compartirlo.

Es el caso del psiquiatra y escritor Jorge Bucay quien manifiesta que muchas personas asisten a mi consultorio para decirle que están tristes o que tienen distintos síntomas como: insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o las más diversas enfermedades en todo el cuerpo.

Señala que le cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué ocupar su tiempo libre.

“En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas”.

“Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo, que lo que realmente necesitan es un amante. Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto”, narra el psiquiatra.

Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica! y también están las que escandalizadas se van y no vuelven nunca más.

 A los que deciden quedarse y a las que no salen espantadas por el consejo les doy la siguiente definición: Amante es: "Lo que nos apasiona". Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces no nos deja dormir.

Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno.  Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido. A veces a nuestro amante lo encontramos en una pareja, pero también solemos hallarlo en la literatura, en la música, en el cine, en el arte, en la fotografía, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, en viajar o en el obsesivo placer de un simple pasatiempo... En fin, es "alguien" o "algo" que nos pone de "novios con la vida".

Por: Manuel Antonio Rosero Trejo

Category

Espectáculo

Horóscopo

Publicado2022-08-10

Las fisicoculturistas nariñenses María Ángel Ortega y Carolina Ortega se vienen consolidando al conseguir medallas para la región en diferentes compe

Video juegos