No vamos a ser Suiza, empezamos a hacer una nueva Colombia
Emilio Jiménez Santiusti.

Basándome exclusivamente en los datos estadísticos que arrojó la Registraduría colombiana, Gustavo Petro, obtuvo la mayoría histórica de votos, sin embargo, no se puede desconocer a más de 10 millones de colombianos que votaron en contra. Es decir, no todos los sufragios del ingeniero fueron de él, gran cantidad existieron por antipetrismo.

Ahora ya hay que pensar por Colombia. Así como hace cuatro años, los antiuribistas aceptaron el triunfo de Duque, también con decencia; ya es hora de que algunos asuman la derrota, y lo más importante, aportar, desde donde le toque a cada colombiano, para sacar adelante este difícil país. Los egos políticos, dejémoselos a los tradicionales, quienes no permitirán un buen gobierno Petro, porque sencillamente quieren volver a controlar el poder en 2026.

El llamado aquí es para que nosotros, los ciudadanos comunes y corrientes, de todos los estratos, colores y sabores, sí hagamos un verdadero pacto nacional. Petristas o antipetristas, debemos enfocarnos en aplaudir lo correcto y en rechazar los errores que se puedan venir en el próximo gobierno.

 

“No vamos a ser Suiza, empezamos a hacer una nueva Colombia”.

 

Todos aportamos, más de lo que ustedes creen, si a toda información que recibimos día a día en nuestros celulares le damos un primer filtro de conciencia individual, mejoraremos – no porque comparta o esté de acuerdo con esa noticia quiere decir que sea verdad – ojo con eso, tratemos de revisar si hay intención estratégica y vayamos a la fuente directa, pero no nos quedemos con lo primero que leamos o veamos, sobre todo, en los medios masivos de comunicación colombianos.

Muchos estamos esperanzados con el cambio, los retos serán complejos, hay que darle ánimo al nuevo gobierno, pero eso no quiere decir, como leo por ahí, que, a partir del próximo 7 de agosto, el dólar bajará a 1.000 pesos, la corrupción en Colombia terminará, los grupos al margen de la ley dejarán de delinquir, los traquetos se entregarán, todos los colombianos recibirán salud y educación, no señores, aquí se puso la primera piedra para iniciar a mejorar la calidad de vida tan golpeada de la población colombiana. No vamos a ser Suiza, empezamos a hacer una nueva Colombia.

Por: Emilio Jiménez Santiusti.

Category