EDITORIAL

Nos parece maravillosa la programación que ha elaborado la Alcaldía de Pasto en cabeza de su alcalde Germán Chamorro de La Rosa, para la celebración del onomástico de la ciudad, la cual se inició ayer y se prolongará hasta el 10 de julio.

Para emplear un término popular, pero que describe muy bien lo que será esta importante conmemoración, cuyo día principal será el viernes 24 de junio, la Administración municipal “echó la casa por la ventana en esta efemérides, que comprende una serie de eventos en desarrollo de los cuales como lo expresó el alcalde Chamorro de La Rosa, el objetivo primordial es que La Gran Capital en estos 20 días de actividades, se convierta en una vitrina para presentarle a Colombia y al mundo, el potencial de su gente en diferentes campos en los que el arte, la cultura, la historia y los emprendimientos de todo tipo, tienen un espacio fundamental.

Consideramos que no puede haber una mejor ocasión que este onomástico de Pasto para impulsar de manera decidida la reactivación económica de nuestra ciudad, la cual, como todos sabemos, resultó duramente afectada a consecuencia de la pandemia de Covid-19, situación que, sin duda, nos hizo vivir los momentos más díficiles y complicados de nuestra historia contemporánea.

 

"Consideramos que no puede haber una mejor ocasión que este onomástico de Pasto para impulsar de manera decidida la reactivación económica de nuestra ciudad, la cual, como todos sabemos, resultó duramente afectada a consecuencia de la pandemia de Covid-19".

 

Pero ahora, superada en gran parte la emergencia, nuestro llamado es para que cada uno de nosotros y nosotras seamos protagonistas de este nuevo onomástico en el que, durante tres semanas, Pasto será escenario de atractivos eventos, en una programación que también incluye los sectores rurales y que, con seguridad, involucrará a miles de personas.

Nuestra tierra, que se distingue por la gran diversidad de sus productos artesanales y agrícolas, cuyos moradores nos muestran la herencia cultural de indígenas, campesinos y afros, tiene en esta celebración de su onomástico, tradición que se remonta al año de 1938, una incomparable oportunidad para mostrar, como lo hará ahora, toda su riqueza histórica, representada en diferentes frentes como el Barniz de Pasto, técnica ancestral única en el mundo; las danzas, músicas y los cantos tradicionales del Pacífico Sur; y el Camino del Inca o del Qhapaq.

Siempre, con motivo de esta celebración, son muchas las personas que se hacen el interrogante de ¿por qué Pasto no celebra su cumpleaños?

Lamentablemente la respuesta es que ha sido imposible encontrar el acta de fundación de la ciudad, motivo por el cual no se tiene ninguna certeza de la fecha y del lugar en que fue fundada la ciudad. Tampoco se conoce el nombre de su fundador, si bien los historiadores tienen en Sebastián de Belalcázar, Lorenzo de Aldana y Pedro de Puelles como los posibles padres de Pasto, a la vez que conjeturan que la fecha de su fundación pudo haber estado entre los años 1535 y 1540.

Quizá nunca aparezca el Acta de fundación de Pasto, de la que los historiadores conjeturan que puede estar extraviada entre varios documentos en algún museo de Madrid, pero lo importante es que a falta de cumpleaños tenemos la celebración del onomástico el cual desde ayer comenzamos a festejar con enorme alegría, como un agradecimiento a una ciudad acogedora, cuyo progreso no se detiene, una urbe cargada de historia y cultura, que desde ayer inició su gran fiesta de cada junio, la cual nos llena a todos los raizales de una profunda emoción.

Así que preparémonos a disfrutar de estos días de onomástico que, estamos seguros, pasarán a la historia como una de las mejores conmemoraciones.

Category