Responsabilidad de todos
Tatiana Santacruz.

Hoy en día me es gratificante saber que se han logrado campañas de concientización en diferentes instituciones educativas y demás entornos pertenecientes a los municipios de Nariño, como en Ancuya y San Pablo. Pues esto además de ser necesario es un logro, debido a que tiempos anteriores no se tenía la responsabilidad con el medio ambiente, que actualmente se está evidenciando.

Claro está que lastimosamente nos hemos tardado mucho en notar el daño que han generado nuestras acciones indebidas con el planeta, y que además, en el presente, la responsabilidad apenas se está materializando. Obviamente dichas acciones las debimos tomar hace mucho tiempo atrás, tiempo en el que el cambio climático no nos afectaba tan directamente como el día de hoy lo está haciendo en muchos municipios, departamentos y demás; pues eso es lo que hemos notado muy de cerca con la variedad de inundaciones que se han presentado en la ciudad de Pasto.

Por lo anterior, mi llamado es a cada uno de los que habitamos en esta tierra para que aportemos en cada momento de nuestro día a día un granito de arena que marcará la diferencia. El no consumir innecesariamente, el reutilizar lo que más podamos, el ahorrar agua, el evitar la tala de árboles, el sembrar, el recuperar elementos y muchas cosas más, va a hacer que se detenga, aunque sea un poco, el daño tan grande que hasta ahorita hemos causado.

No esperemos a que nos toque a nosotros vivir la pérdida de seres amados, daños materiales en nuestras viviendas y demás desastres naturales que hoy en día se están presentando en más de un hogar.

De igual manera, podemos aportar con el voz a voz con el fin de generar consciencia en las personas que están cotidianamente alrededor de nosotros. Así sería posible lograr un impacto y como anteriormente se explicó ayudar a que las diferentes problemáticas surgidas en el ambiente puedan reducir.

Si todos nos unimos se pueden generar grandes cambios y eso se pudo notar con la lucha que hicimos para que un nuevo gobierno nos dirija.

Por: Tatiana Santacruz

Category