Revivió la esperanza
ClauZ

La victoria de la Selección Colombia ante Bolivia revivió las esperanzas para que nuestro representativo llegue al Mundial de Catar que se llevará a cabo a finales del presente año.

Si bien estaba dentro de lo presupuestado vencer a uno de los rivales más débiles de las eliminatorias sudamericanas, se lo hizo mostrando superioridad, a pesar de que el desempeño futbolístico de nuestra selección tampoco fue sobresaliente.

Ahora se deberá ganar el próximo martes de visitante ante Venezuela y esperar que Perú no se imponga en Lima contra Paraguay, para que de esta manera nuestro combinado se encasille en el quinto lugar y de paso gane el derecho de disputar el repechaje ante Australia o Emiratos Árabes.

El hecho de lograr una clasificación al Mundial sería una noticia muy importante para el país, ya que el fútbol y el deporte en general son de las cosas buenas que tenemos y que de paso se constituyen en un revulsivo para una nación llena de enormes dificultades por los pésimos y corruptos gobiernos que han pasado, los cuales tienen a la población en una pobreza manifiesta.

Además, indudablemente que la presencia de Colombia en esta clase de competiciones, favorece enormemente a los vendedores informales, quienes venden camisetas y demás prendas alusivas al equipo Tricolor y a la misma cita orbital. Los bares, restaurantes y demás sitios también son beneficiados, ya que allí se reúnen los aficionados para departir y vivir el espectáculo del fútbol.

De igual manera, cuando la niñez observan a los jugadores que triunfan y compiten en grandes torneos como un Mundial, los ven como un lindo ejemplo a seguir, ante lo cual se aíslan de los males que permanentemente aquejan a la sociedad.

De esta manera, tenemos que estar en contra de quienes desean lo peor para la selección Colombia, ya que con los éxitos de la misma, todos salimos beneficiados de alguna manera.

Lo que si debe quedar claro, es que así se logre la clasificación, se deben corregir muchas cosas, para que próximamente se consiga el objetivo de manera tranquila.

La Federación Colombiana de Fútbol tiene que invertir más en las categorías menores, para que así haya de donde echar mano por parte de los técnicos. Además, los entrenadores que están al frente del cuadro nacional, deben tener mayor autonomía para elegir a sus convocados, porque da la impresión que algunos futbolistas llegan sin hacer los méritos suficientes para hacer parte de un partido, lo cual si es lamentable.

Entonces sigamos con la camiseta puesta para que ojalá esta semana la ilusión de ir a Catar se mantenga.

Por: Claudia Zambrano Erazo

Category