UNA TRAGEDIA QUE NO SE DEBE REPETIR
EDITORIAL

El trágico hecho presentado hace 6 días en un plantel educativo de Pasto, donde un estudiante dio muerte a otro con un arma blanca, se constituye en un nefasto acto que nunca se debe repetir.

Nos referimos a un hecho que no tiene precedentes en nuestro medio, puesto que nunca antes se había registrado un episodio tan doloroso, el cual nos conmovió a todos.

Este asesinato ocurrido durante el tiempo de recreo entre clase y clase nos muestra con claridad que se deben fortalecer las medidas de seguridad por parte de las autoridades educativas en escuelas y colegios, donde por lo que estamos viendo, estas no están funcionando como debe ser.

No de otra manera se explica que el estudiante responsable de la muerte violenta de su compañero haya tenido en su poder un afilado cuchillo, el mismo con el que perpetró este hecho de sangre que segó la vida de un joven.

 

"El trágico hecho presentado hace 6 días en un plantel educativo de Pasto, donde un estudiante dio muerte a otro con un arma blanca, se constituye en un nefasto caso que nunca se debe repetir".

 

Por ello consideramos importantes las actividades que viene realizando la Personería de Pasto, en lo que tiene que ver con el acompañamiento que está haciendo a la Policía Metropolitana y funcionarios de la Administración municipal, en las visitas que se han iniciado a las instituciones educativas del municipio.

El propósito es realizar unos registros pedagógicos, mediante los cuales se busca prevenir el porte entre los estudiantes de cuchillos, navajas, puñales y otros elementos cortopunzantes, así como el consumo de sustancias alucinógenas.

Consideramos que se trata de una actividad valiosa, puesto que se sabe que son varios los colegios de Pasto que en ese sentido presentan problemas de disciplina, los que en cualquier momento podrían desencadenar un hecho similar al que lamentablemente se vivió hace algunos días en la ciudad de Pasto.

Nosotros agregaríamos que también debe ser una tarea de las autoridades de Policía llevar a cabo constantes operativos en los alrededores de los planteles educativos. Esto en razón a las constantes denuncias que se hacen en torno a la presencia en las inmediaciones de escuelas y colegios de Pasto, de personas que se dedican a vender papeletas de basuco y marihuana, con grave detrimento para los jóvenes.

Por lo tanto, nuestro llamado es para que nuestras autoridades no desmayen en esas acciones, cuya finalidad no es otra que la protección de los jóvenes.

Es importante que los directivos de los diferentes planteles educativos de Pasto les entreguen a las autoridades las respectivas autorizaciones para hacer esa clase de operaciones, que se constituyen en jornadas de prevención para enfrentar el porte y consumo de sustancias psicoactivas o sustancias prohibidas, prevenir el porte de elementos o armas cortopunzantes, promover valores éticos, prevenir la violencia y todo acto que vaya en contra de la ley, y garantizar la sana convivencia escolar, puesto que bajo ningún punto de vista las escuelas y colegios deben ser escenario de esos hechos que más bien pertenecen a los escenarios delincuenciales.

Es así como de manera calurosa impulsamos esta clase de actividades que se vienen desarrollando de forma coordinada por la Policía de Infancia y Adolescencia, con la colaboración de las diferentes instituciones educativas, la Alcaldía de Pasto y la Personería Municipal.

El objetivo que todos debemos apoyar es el de promover la sana convivencia entre la población estudiantil de los planteles educativos de la ciudad y evitar las riñas, peleas y enfrentamientos, que como ya vimos le costaron la vida a un joven estudiante.

En ese sentido, reiteramos que lo que acaba de pasar en uno de los colegios de Pasto es un hecho que nunca se debe repetir y eso dependerá de las medidas que se tomen.

Category