Vandalismo político
Juan David Galviz Eraso

En los últimos días amanecimos con la gran noticia de la aprobación, por parte del Congreso, de la Reforma Tributaria 2.0 que la tenía muy bien planificada el presidente Iván Duque. Era cuestión de tiempo para que el actual mandatario sacará a relucir los intereses políticos del fascismo en Colombia y aprobará este exabrupto en contra del pueblo.

Sobre el papel esta reforma no es tan agresiva en comparación con sus dos predecesoras, pero todo lo que provenga de este gobierno nos deja muchas dudas y así esté decorada con cero impuestos a los estratos bajos sabemos que de cierta manera el aumento de obligaciones tributarias a otros sectores económicos desencadenará un efecto domino en contra de los colombianos de a píe.

Durante el debate de dicha reforma tributaria, la oposición decidió retirarse debido a que no había garantías en este proceso ya que el documento fue entregado muy rápido sin oportunidad de leerlo y analizarlo, y es que esa estrategia es muy común en el gobierno de Iván Duque y más aún cuando estaba el ex ministro Carrasquilla. Con poco tiempo de análisis y con incentivos económicos de por medio se aprobaron muchas reformas en contra del pueblo que aún seguimos pagando.

Lo cuestionable en este proceso de reformas y todo ello es como el Gobierno Nacional ha decidido proteger a diestra y siniestra las empresas de bebidas azucaradas las cuales se han librado de la implementación de impuestos que bajaría sus ventas y, de igual manera, cuidarían la salud de los colombianos. Los intereses de Duque y sus secuaces han exonerado a los grandes monopolios de sus amigos a pagar dichos impuestos que beneficiarían totalmente la economía porque se recogerían aproximadamente 2 billones de pesos con esta medida.

Lo cierto del caso, amigo lector, es que el vandalismo político triunfó en esta ocasión en Colombia. Han aprobado una reforma lesiva en contra del pueblo y beneficiosa para los amigos de Duque. El gobierno sigue buscando recursos económicos a como dé lugar para tapar el hueco fiscal que dejó las deudas que Duque adquirió en pandemia, no para apoyar al pueblo sino para solventar algunos gastos y lujos que se dio el mandatario en medio de la crisis.

Lo triste del caso es que ya el pueblo se siente incapaz de saltar a las calles a pelear a favor de sus derechos y, lamentablemente, parece que el colombiano se tragará esta reforma tributaria sin ningún inconveniente y el fascismo lograría su objetivo.

Por: Juan David Galviz Eraso

Category

Espectáculo

Publicado2022-08-07

Con la confirmación de los cuatro clasificados a la siguiente ronda del torneo de la Primera C, hoy continúa la programación de la fecha 16 para conf

Horóscopo

Publicado2022-08-07

Con la confirmación de los cuatro clasificados a la siguiente ronda del torneo de la Primera C, hoy continúa la programación de la fecha 16 para conf

Video juegos

Publicado2022-08-07

Con la confirmación de los cuatro clasificados a la siguiente ronda del torneo de la Primera C, hoy continúa la programación de la fecha 16 para conf