Vergüenza internacional

Carlos Gallardo

Una de las principales problemáticas a nivel mundial es el narcotráfico, del cual se desprenden muertes violentas, desplazamientos, corrupción creación de grupos armados organizados y uno de los lugares en donde más se presenta este flagelo en el mundo es nuestro bello departamento de Nariño.

Desafortunadamente para los colombianos y especialmente para los nariñenses nuestro territorio es el ideal para que crezca la hoja de coca de la cual se produce el clorhidrato de cocaína y la pasta base de coca, las cuales mueven masas a nivel mundial, debido a la gran demanda que tiene esta droga.

Tuve la oportunidad de conversar con el comandante de la Tercera División del Ejército Nacional de Colombia, brigadier general, Marco Vinicio Mayorga Niño, quien tiene a su mando los departamentos de Valle del Cuca, Cauca y Nariño y no dudo en afirmar que nuestra región es una vergüenza internacional, debido a la producción de cocaína, desplazamientos, asesinatos a sangre fría, homicidios y demás problemáticas que se derivan del narcotráfico.

No obstante, pienso yo que no solo es culpa del narcotráfico y de las personas inescrupulosas que se encargan de esta actividad ilícita sino también de las Fuerzas Militares como Policía, Ejército, Armada, Fuerza Aérea, Fiscalía y demás entidades encargadas de la seguridad de nuestro departamento y del país en general.

Así mismo creo que la gran culpa de que Colombia sea uno de los mayores países productores de coca es porque el Gobierno Nacional lo ha permitido y para nadie es un secreto que altos funcionarios del Gobierno se han visto involucrados con grupos armados organizados, paramilitarismo, corrupción y producción de coca, incluso dentro de sus propiedades privadas.

Entonces sumado a que los grupos armados y disidentes de las guerrillas tienen el control y el poder en el departamento de Nariño, es la falta de inversión e intervención del Gobierno Nacional y de las fuerzas armadas para controlar esta situación que no solo daña al consumidor final que en la mayoría de caso son extranjeros, sino que ha cobrado la vida de millones de personas desde los años 80 hasta la fecha.

Estoy seguro de que si el narcotráfico sigue moviendo los miles de millones de dólares que comercializa en el exterior, los altos mandos militares y altos funcionarios del Gobierno Nacional caerán en la corrupción y este país y particularmente el departamento de Nariño seguirán siendo una vergüenza internacional y seguirán desangrándose por muchos años más.

Por: Carlos Gallardo

Category