En el municipio de San Miguel frontera del Putumayo con el Ecuador más de 500 campesinos que se dedican al cultivo de coca, solicitaron al Gobierno Nacional les solucione de manera inmediata la grave situación que viven desde hace varios años con la erradicación de estos cultivos.