Ante el proyecto que contempla la Reforma Tributaria que acaba de ser presentada a consideración del Congreso de la República que se refiere al posible desmonte del subsidio de la gasolina en Nariño, nos parece que muy temprano, recién posesionados, nuestros senadores y representantes a la Cámara, tendrán que empezar a mostrar su casta, para impedir que se concrete una medida que sería sumamente perjudicial para nuestra región, como sería la eliminación de ese beneficio tributario.