Washington suspende trenes por problemas de seguridad

Estación de trenes en Washington

“Pedimos disculpas por las esperas más largas de lo previsto”, tuiteó el lunes la Autoridad de Tránsito del Área Metropolitana de Washington (WMAT en inglés), que tomó esta decisión radical bajo presión de la oficina estadounidense a cargo de la seguridad del transporte, la NTSB.

El trago será amargo para los cientos de miles de usuarios de esta red subterránea, la más frecuentada de Estados Unidos tras la de Nueva York, que sirve a la capital federal y su suburbio que corre por los estados de Virginia y Maryland.

Un vagón se descarriló la semana pasada sin dejar heridos, pero provocó la apertura de una investigación oficial. Ésta permitió identificar un defecto de diseño en los ejes que podría favorecer los descarrilamientos.

 

Las inspecciones permitieron identificar al menos 39 ejemplos de este defecto este año, aunque los vagones de trenes en cuestión, fabricados por la sociedad japonesa Kawasaki, son los más recientes de la red.

 

El descarrilamiento “habría podido provocar un evento catastrófico”, insistió Jennifer Homendy, cabeza del NTSB, en una conferencia de prensa el lunes.

 

Al menos 748 vagones tuvieron que parar temporalmente, a la espera del resultado de nuevas evaluaciones de expertos.

 

Criticado por sus retrasos y disfuncionamientos crónicos, el metro de Washington suele ser citado como un ejemplo emblemático de la falta de inversión en el sector de la infraestructura en Estados Unidos.

 

Es uno de los caballos de batalla del presidente Joe Biden, que no ha logrado hasta ahora hacer aprobar su gigantesco proyecto de ley sobre infraestructura.

 

El metro de Washington sufrió un grave accidente en enero de 2015, cuando un tren se encontró envuelto en humo en un túnel del corazón de la capital. Una mujer murió y más de 80 personas resultaron heridas en este drama que terminó de socavar la reputación de la red.

Creditos foto
La Patilla
Category