Manifestó Ernesto Samper: Si volviera a ser presidente, lo primero que haría es reactivar diálogo con el Eln

Durante el evento de anoche aparecen el candidato al Senado de la República Miguel Samper, su padre, el expresidente Ernesto Samper y Antonio José Pinillos, integrante del grupo de trabajo político.

En diálogo con el periodista de DIARIO DEL SUR Christian Benítez Ramírez, el expresidente de la República Ernesto Samper entregó importantes declaraciones en torno a la situación del país.           

En el marco del lanzamiento de su libro Grito Latinoamericano, el expresidente manifestó sus inconformidades frente a la gestión realizada por el actual presidente de la República, Iván Duque     

“Yo he visto gobiernos malos, gobiernos buenos, pero aquí lo que veo es un no gobierno, se rescatan algunos programas de esta gestión, entre estos el manejo de los migrantes venezolanos y la política de vacunación. Este gobierno que tienen derecho a excusarse en algunos campos por los temas de la pandemia, ha olvidado un tema de suma importancia y es la implementación del proceso de paz”, expreso el expresidente.

 

La paz no se ha hundido

Según lo manifestado el Gobierno actual ha debido encarar de manera abierta y decidida, nacional e internacionalmente la sostenibilidad del proceso de paz, incluidas las negociaciones con el Ejército de Liberación Nacional, Eln.

 “Me parece que ese que era el gran tema de gobierno, pero lamentablemente lo ha abandonado o lo ha suspendido en unos sectores claves”, indicó Samper.

Para el expresidente no es que la paz se haya hundido, ya que el hecho de que 13 mil ex combatientes de las Farc entregaran sus armas y que se implementará un proceso de justicia transicional indica que este grupo exinsurgente y el Congreso colombiano a través de la constitucionalización de los diálogos de La Habana están cumpliendo.

 “Pero esto no significa que el Gobierno haya cumplido, ya que hay tres hay tres temas que me parecen particularmente importantes en los cuales el del Gobierno ha sido totalmente ineficiente, el tema de la protección a líderes sociales, la sustitución social de cultivos y la titulación de tierras”, indicó.

 

Soluciones

Ante estas falencias, el exmandatario expresó que quien vaya a asumir la Presidencia de la República en el siguiente periodo, debe tener don condiciones innegociables, la primera, un     acto de voluntad política para continuar con el proceso de paz y lograr que el país pase del conflicto al pos conflicto, y la segunda establecer un modelo diferente para manejar la     pandemia.

 “Nosotros no podemos volver a lo que teníamos antes     para tratar de manejar lo que va     a ser     la pos pandemia una época difícil no solo en términos económicos, que es como se la está viendo en este momento sino en términos de reconstrucción del tejido social y en términos institucionalidad democrática,    creo que ese desafío debe encararse con un modelo distinto al modelo actual de gobernabilidad que no ha dado resultado ni aquí ni en el resto de América Latina”, aseveró.

Expresó que si él tuviera la oportunidad de ser nuevamente presidente su primer accionar como primer mandatario sería reactivar la mesa de negociación con el Eln e invitar al Palacio al partido de los comunes para refrendar los acuerdos de La Habana.

 

Frontera con el Ecuador

En relación a la problemática que vive Nariño con el cierre de la frontera con Ecuador manifestó que es inexplicable que dos países que comparten una frontera viva tengan un muro cerrado.

 “Yo creo que no estamos     en una época de construir muros sino puentes     y de crear condiciones de convivencia     en la frontera. Creo que la solución tiene que ser una reapertura inmediata     y seguir creando proyectos en conjunto que no nos separen     sino que nos unan”.

 

Sobre su libro

En torno a su libro Grito Latinoamericano que lanzó anoche en el Hotel Morasurco, el expresidente     Samper explicó que     fue escrito en tres momentos diferentes. El     primero evalúa los resultados de 5 años de gobierno perdidos que llevaron a que en el 2019     los jóvenes latinoamericanos salieron a las calles a protestar; los chilenos contra la constitución, los colombianos contra la falta de educación superior, los bolivianos por el golpe militar.

“Hubo un fenómeno de efervescencia     que lo lleva a pensar a uno que estamos en vísperas de una posible primavera latinoamericana como la árabe en su momento”.

El segundo momento inspirado en los efectos de la pandemia y como se agudizaron las desigualdades durante este periodo de tiempo, y “finalmente este texto es un ejercicio de proyección hacia el futuro, preguntándonos para donde vamos, si repetiremos los mismos errores del pasado, quién va a pagar los costos de la pandemia; las cifras de crecimiento hoy nos tienen contentos en Colombia, pero realmente corresponde a cifras de mejoramiento social”, afirmó Samper.

Estas son las inquietudes que plantea el autor en el libro y añade una serie de temáticas como por ejemplo las propuestas en materia política, la sugerencia del cambio en el sistema de gobierno, un gobierno más parlamentario, en si lo que hace es radiografiar el alma de Latinoamérica.

 

En Nariño

Explicó el expresidente Ernesto Samper, que el lanzamiento en Colombia de este texto se hizo en la ciudad de Pasto, “ya que para mí Nariño tiene una importancia en el pasado y en el futuro, porque aquí comencé mi carrera política hace muchos años y porque considero que Nariño es una de las regiones más afectadas por la violencia periférica en Colombia y que ha reproducido el conflicto nacional al igual que el Catatumbo en la frontera con Venezuela y en     el Chocó con la frontera de Panamá. Mejor dicho en Nariño, siempre juego de local”.

Este libro ya fue presentado en Madrid, Barcelona y Suiza, ya que la editorial Planeta es española, en Europa según lo mencionado por el expresidente el lanzamiento de este, “tuvo buena acogida ya que se intentó mostrar una América Latina distinta, no la hijastra     no la madre patria sino una región que tiene     dificultades, pero también que tiene unas condiciones que ya las quisiera tener Europa como nuestra identidad histórica, nuestros conceptos     de convivencia, entre estos el mestizaje, el sincretismo     religioso que nos permite de alguna manera convivir a pesar de todas nuestras diferencia”.

Finalmente, el autor describe al libro como una compilación que simple y sencillamente es un exorcismo de la visión que él tiene de esta región; en este sentido manifestó que las actividades de promoción y divulgación de este ejemplar se continuaran el año siguiente en otras partes de Suramérica.     

 

Su hijo al Senado

Con relación a la aspiración de su hijo Miguel Samper al Senado de la República, el exmandatario nacional expresó lo siguiente:

“Aquí me toca desprenderme del vestido político y hablar como padre, yo conozco los méritos de Miguel, he seguido de cerca su trayectoria, no lo he empujado en su corta carrera política, lo que ha conseguido ha sido por sus propios esfuerzos y así como cualquier médico se siente orgulloso de que su hijo entre a la facultad de medicina yo también siento lo mismo de que él entre a la facultad de la política con su aspiración al Senado. Lo único que le he dicho es que no escuche consejos, una regla fundamental en la política, simplemente que le haga caso al corazón y trabaje en función de sus aspiraciones, pero con objetividad y trasparencia”.

 

Actividades actuales

Sobre sus actividades actuales, Ernesto Samper manifestó:

“Yo me estoy concentrado ahora en tres actividades principalmente, primero en la sostenibilidad de la paz en Colombia, segundo al tema de la integración latinoamericana, ya que nunca habíamos estado tan desintegrados como lo estamos ahora, y tercero a cinco objetivos que me quitan bastante tiempo y que lo gasto encantado, mis cinco nietos”, concluyó.

     

Creditos foto
Camila León Coral.
Category