Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Agosto 15, 2012 - 10:31

La señora Alba Mora reside en la vereda Chaquilulo, zona rural de Albán, al sur de Nariño, hace varios años en compañía de su esposo Aníbal Gonzalo Valencia y seis familiares, en un ranchito que con mucho esfuerzo aseguran, lograron edificar hace varios años.

Los últimos tiempos para la familia Valencia Mora se han convertido en un martirio, puesto que su vivienda se encuentra ubicada en inmediaciones a un bosque que pretende ser talado en los próximos días.

“Desde que ellos vieron la facultad de talar esos arboles, esto se convirtió en una desgracia, porque a mí me pidieron desalojar mi casa, pero nunca me hablaron de una reubicación y como parte del terreno que van a podar me corresponde, por que yo sembré los arboles, entonces ellos por ganarse los millones que cuesta el lugar, entonces me quieren sacar a la brava”, indicó el señor Valencia.

Pelea

“Hace unos 12 días, aproximadamente 9 hombres llegaron con motocierras a derribar los arboles, yo al darme cuenta me les acerque para evitar esa situación. Se armó una discusión y luego le pegué un planazo con la peinilla a uno de los sujetos. Uno de esos hombre reaccionó y como mí esposa se había venido atrás para detenerme, fue ella quien recibió un machetazo en la frente. Ellos decían que tenían la orden de talar los árboles incluso por encima de nosotros si nos interponíamos”, aseveró el indígena.

La mujer herida fue conducida de inmediato al centro de salud, donde recibió la atención necesaria y luego fue dada alta.

Según Aníbal Gonzalo, por no acatar la orden de desalojo del inmueble, los encargados de la tala de bosque decidieron zanjar el cause de una quebrada y evitar el agua llegara hasta la residencia, situación por la cual no cuentan con el servicio básico hace varios días, afrontando la necesidad de bañarse, cocinar, calmar la sed, alimentar a los animales de granja y regar los cultivos.

“Mi esposa luego de la agresión quedó sumida en profunda depresión, no sale de la habitación, poco come, piensa que la van a matar y no habla. Esto en realidad es un infierno y lo único que queremos es la intervención de las autoridades para que se personen de esta situación, porque estamos amenazados de muerte, ellos dicen que tiene la orden de acabar con nuestras vidas”, aseveró Valencia.

“Esta diferencia y falta de tolerancia es protagonizada por miembros de una misma familia. La Policía nacional está presta para brindarle la protección a las dos partes, mientras se dirima este tipo de diferencia por situaciones de criterio a nivel de propiedad en este terreno de orden familiar. De momento no hay captura por este hecho”, indicó el comandante del segundo distrito de Policia en Ipiales, coronel Jimmy Luna.

 

 

- Software por Activisual -