DANAS. ¿Más intensas ahora que antes?

la nacion

“Una DANA es un acronismo, de depresión aislada en niveles altos, esto es, un sistema de bajas presiones que se forma en niveles altos y se aísla de la circulación general atmosférica. En niveles altos entendemos unos 9 000 metros de altura”, explica Francisco Martín, meteorólogo y coordinador de la RAM (Revista del Aficionado de la Meteorología). “Poco a poco esa baja, sin reflejo, en principio, en superficie va perdiendo altitud y se va reflejando en otros niveles, a 5 000 metros, a 3 000 metros, hasta que incluso llega a reflejarse en superficie”. Las DANAS no producen siempre fenómenos adversos como fuertes lluvias.

Para entender mejor qué es y cómo funciona una DANA, Martín hace un símil con una orquesta de músicos y su director. Si la persona que dirige la orquesta cuenta entre sus filas con músicos brillantes, el concierto que dará será maravilloso. Imaginemos ahora que la DANA es la que dirige la orquesta. Si logra reclutar ingredientes de excelente calidad, como si fueran músicos brillantes, el resultado será “glorioso”. Por el contrario, si los ingredientes de que dispone son de mala calidad, el resultado será también malo, es decir, no producirá fenómenos adversos. “Es un sistema capaz, en algunos momentos, de poner en el mismo lugar y en el mismo instante un conjunto de ingredientes atmosféricos para generar fuertes lluvias. Unas veces lo consigue y otras veces no”, explica el experto. Y recalca que esto también lo puede hacer un frente o una borrasca. “Para producir lluvias intensas, lluvias torrenciales, no hace falta la presencia de una DANA. Puede ser una borrasca, puede ser un frente frío que llegue y actúe como un director de orquesta que une a todos esos ingredientes para dar lluvias intensas”.

¿Cómo se produce una DANA?

Para que se forme una DANA es necesario que se den una serie de factores. En palabras de Martín, tiene que haber ingredientes de primera categoría o lo que es lo mismo “gasolina de primera calidad”. ¿Y qué se considera “gasolina de primera calidad?

Primeramente, se tiene que dar mucha humedad que soporte las lluvias intensas, torrenciales y generalizadas. Además, el aire tiene que generar corrientes ascendentes o descendentes, lo que se conoce en meteorología como inestabilidad. Es clave que exista una “cerilla” que prenda la gasolina, un mecanismo de disparo que puede ser una DANA, un frente, un temporal, una línea de convergencia… u otro fenómeno atmosférico. Por último, si se dan vientos que varían con la altura, conocidos como cizalladura o cortantes del viento, el resultado puede ser apoteósico. Un ejemplo de variación del viento con la altura sería que se dieran vientos de componente de levante en superficie y vientos del suroeste o del oeste en altura. “Cuando este tipo de viento aparece en nuestras latitudes, las tormentas potencialmente dañinas se organizan. Al organizarse son más duraderas, más intensas y más profundas”, explica Francisco Martín.

¿Son las DANAS más intensas ahora que antes? Francisco Martín opina que las DANAS no son ahora más intensas que antes, sino que se dan mejores ingredientes, gasolina de mejor calidad, como él prefiere llamarlos para su formación. “Esta gasolina de mejor calidad se debe, en parte, a un mundo que se calienta”.

Category