Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

13/11/2019 - 18:26
Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

editorial

Jueves, Noviembre 22, 2012 - 10:55

El departamento de Nariño sigue en su intento de construir una política pública de Derechos Humanos, en unas condiciones complicadas, es decir en medio de un conflicto armado que en esta región cada día se vuelve más intenso y complejo por los diversos actores armados que hacen parte del mismo, fenómeno que tiene entre la espada y la pared a la población civil.

Frente a esta situación la Vicepresidencia de la República, la Gobernación de Nariño, la Defensoría del Pueblo, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de Estados Americanos, Mapp OEA, la Central Unitaria de Trabajadores, CUT y el conjunto de organizaciones y procesos de los Derechos Humanos, entre otras instituciones, se han integrado en torno a un foro departamental con el fin de hacer un detenido examen de la situación de los DD.HH en nuestra región y avanzar en la construcción de la política pública, pero también dar un respaldo al actual proceso de paz que adelantan el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc.

En este evento se aprovechará para expresar que se recibe con satisfacción el anuncio de cese unilateral al fuego por parte de las Farc entre el 20 de noviembre al 20 de enero, que según los integrantes de la oficina de paz y derechos humanos de la Gobernación representa un aliciente para nuestro departamento porque de cumplirse se tendría al menos un respiro en diciembre y comienzos de 2013, que sería justo para una región en donde no han cesado las acciones armadas y la tragedia en los últimos 20 años.

El subsecretario de Gobierno, Zabier Hernández afirma que la situación de Nariño en violación de derechos humanos sigue en aumento porque el conflicto armado es creciente y se mantiene en 6 de las 13 subregiones en las que está dividido el departamento según el Plan de Ordenamiento Territorial, POT 2013, es decir que la ‘guerra’ está en 25 de los 64 municipios que tenemos.

Esas subregiones corresponden a la de Sanquianga en donde están los municipios de El Charco, Santa Bárbara y La Tola; la del Pacífico Sur en la que están Tumaco, Francisco Pizarro; la del Telembí, con Barbacoas, Magüí y Roberto Payán; Piedemonte que incluye a Ricaurte de Mallama; la de Abades con Samaniego, Santacruz y Providencia y la Cordillera que anexa a Leiva, El Rosario, Cumbitara, Policarpa y Los Andes. En estas zonas se encuentra una fuerte y visible presencia de las Farc, el Eln y las bacrim, es decir grupos delincuenciales emergentes de los paramilitares y que se integran en grupos como Los Rastrojos y Las Águilas Negras, sin dejar por fuera a la delincuencia común que ha tomado fuerza y mayor peligrosidad.

Para Hernández uno de los factores más difíciles es el desplazamiento forzado, pues en Nariño la cifra se contabiliza en 220 mil desarraigados que significa el 4 por ciento de la población en Colombia y mientras en el resto del país se ha logrado bajar o mantenerse, en nuestro departamento crece de manera vertiginosa y durante lo corrido de este año el principal actor que propicio este fenómeno fueron Los Rastrojos, en zonas como el piedemonte, la costa y la cordillera.

También preocupan las muertes violentas que aumenta de forma desproporcionada sobre todo en el municipio de Tumaco en donde la tasa de homicidios es de 120 por cada 100 mil habitantes, cuando la tasa nacionales está establecida en 29 homicidios por cada 100 mil habitantes, lo que representa tres veces más de la normal.

Sumado a esta impresionante violencia que no se ha logrado aplacar pese al incremento significativo de pie de fuerza de la Policía, el Ejército y la Armada Nacional, ha tomado mayor intensidad la extorsión o denominada vacuna, conjuntamente con las amenazas, que se constituyen en la peste que afecta a la mayor parte de los pobladores de las zonas urbanas y rurales. Recordemos que en de una sola institución educativa de Samaniego son víctimas de amenazas 90 profesores.

Este será parte del panorama que se expondrá y analizará en el foro, cuya importancia está en el proceso de fortalecer los planes de prevención que nos permitan mitigar esas cifras tan dramáticas y los de contingencia para atender situaciones de crisis humanitaria, que en Nariño se han vuelto una constante.

 

Editorial Diario del Sur

- Software por Activisual -