[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cree que la aplicación de la "Doble instancia" en Colombia debe ser retroactiva?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Viernes, Septiembre 28, 2018 - 13:02

Cada año el 28 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Rabia. La fecha corresponde al aniversario del fallecimiento de Louis Pasteur, quien desarrolló la primera vacuna contra esta enfermedad.

La rabia es una enfermedad infecciosa viral del sistema nervioso central, que provoca una encefalitis aguda. Este virus ataca a los mamíferos domésticos y salvajes, lo que incluye al hombre y puede causar la muerte sino se previene a tiempo. 

Se encuentra en las secreciones de los animales infectados y lo transmiten al hombre por una mordida o si éste tiene algún corte en la piel, que haga contacto con la saliva del animal enfermo. 

Después de la mordedura, puede tardar entre 60 y 300 días en manifestarse.

Esta enfermedad esta presente en todos los continentes, excepto la Antártida, cada año mueren más de 55,000 personas a causa de la rabia, principalmente en los continentes de Asia y África. En la gran mayoría de los casos de rabia humana, los perros han sido la fuente de infección.

Es de importancia en la salud pública ya que se relaciona con la convivencia diaria que se tiene con los animales de compañía y ocasionalmente a la exposición a otras especies de mamíferos potencialmente transmisores.

Así la rabia cuando se presenta en zonas urbanas comúnmente es transmitida por perros y gatos, mientras que en zonas rurales la transmisión puede ser por murciélagos, zorrillos, coyotes y mapaches, principalmente.

La rata, el ratón, el conejo y el hámster, entre otros roedores, no son infectantes debido a la condición paralítica que les ocasiona la enfermedad, incapacitándolos para transmitir el virus.

Las diferentes formas que puede tomar la enfermedad, la rabia furiosa, puede presentar signos de hiperactividad, excitación e incluso a veces aerofobia, y puede llegar a producirse la muerte a los días por paro cardiorrespiratorio.

En la otra forma, la rabia paralítica que representa un 30 por ciento de los casos humanos, según  la OMS, sigue un curso diferente aunque generalmente más prologando en la forma de rabia furiosa.

 

Síntomas
Las manifestaciones clínicas pueden variar dependiendo de las distintas formas que adopte la enfermedad. Generalmente el periodo de incubación de la rabia suele ser de uno a tres meses aunque cabe la posibilidad de que oscile entre menos de una semana y más de un año, esto dependerá siempre del punto infectado y la carga vírica.

1. Hinchazón o enrojecimiento.

2. Dolor de cabeza.

3. Fiebre.

4. Malestar en general.

5. Náuseas.

6. Normalmente entre las primeras manifestaciones se encuentra la fiebre.

7. Los músculos se van paralizando lentamente hasta que el paciente entra en coma y acaba falleciendo.


Diagnóstico
Según la OMS, actualmente no se dispone de pruebas para diagnosticar la infección por rabia en los humanos antes de que aparezcan los síntomas clínicos.

Existen diferentes técnicas para confirmar la rabia en vida y posmorten que permiten detectar el virus entero, antígenos víricos, anticuerpos específicos presentes en el líquido cefalorraquídeo o ácidos nucleicos en tejidos infectados (cerebro, piel) y también en orina y saliva.

Aunque el período de incubación de la rabia suele ser de uno a tres meses, pero puede oscilar entre menos de una semana y más de un año, dependiendo de factores como la localización de la inoculación y la carga vírica, tal y como indica la OMS.

Tratamiento
El primer tratamiento recomendado consiste en el lavado de la herida durante un mínimo de 15 minutos con agua y jabón, povidona  yodada u otras sustancias que maten el virus de la rabia.

Tras la exposición la profilaxis hace que el tratamiento del infectado se inicie inmediatamente con el fin de impedir que el virus entre en el sistema nervioso central que provocaría una muerte inmediata.

El tratamiento incluye la vacuna antirrábica y la aplicación de inmunoglobulina antirrábica en los casos en los que esté indicado.

 

 
- Software por Activisual -