[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es la mayor causa de los accidentes con motociclistas como víctimas?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Foto: Cortesía.
Lunes, Noviembre 13, 2017 - 15:25

La multinacional Airbus informó que luego del éxito de pruebas realizada por la empresa durante un año en las instalaciones de IABG en Ottobrunn, cerca de Múnich, los satélites gemelos Grace-Fo (Continuación del Experimento sobre el Clima y la Recuperación de la Gravedad, por sus siglas en inglés) se trasladarán a su lugar de lanzamiento en California.

En el marco de los ensayos, se sometió a los satélites de medición de la gravedad terrestre a unas condiciones semejantes a las que experimentarán durante su lanzamiento y su operación en órbita baja terrestre.

Su misión será hacer un seguimiento del movimiento continuo de la masa de agua líquida, del hielo y de Tierra sólida producido por los cambios estacionales, los procesos climáticos y meteorológicos, terremotos e, incluso, la acción del hombre. Ambos satélites, que tienen un peso de 600 kilogramos cada uno, se trasladarán en diciembre por avión a su lugar de lanzamiento en la Base de la Fuerza Aérea estadounidense en Vandenberg, California, para comenzar las preparaciones finales de su lanzamiento.

Este proyecto se enmarca en una alianza entre el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA, con sede en Pasadena, California, y el Centro Alemán de Investigación de Geociencia (GFZ, por sus siglas en alemán) con sede en Potsdam.

Los satélites se lanzarán a una órbita polar a unos 500 kilómetros de altitud, desde donde operarán guardando entre sí una distancia de 220 kilómetros. A partir de ese momento tomarán medidas continuas y muy precisas de la variación de la distancia entre ambos y realizarán, de forma mensual, mapas de los cambios en el campo gravitatorio de la Tierra. Estos mapas se utilizarán para hacer un seguimiento del movimiento mensual de la masa de agua líquida, del hielo y de la Tierra sólida.

Está planificado llevar a cabo el lanzamiento de los satélites en la primavera de 2018 en el marco de una misión con una duración de cinco años como mínimo.

- Software por Activisual -