[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Foto: Referencial
15/09/2019 - 10:54
Cada 15 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Democracia. Hay 48 países donde la dictadura es la forma de Gobierno.
The Sun
06/09/2019 - 11:53
El recordado portero de la Selección Colombia se metió en la historia por su inolvidable acción contra Inglaterra.









Recomendado

recomendado

05/09/2019 - 18:31
Diario del Sur
28/08/2019 - 07:23
Los seis aspirantes estuvieron presentando sus propuestas en el debate organizado por el Grupo Editorial Diario del Sur.
21/08/2019 - 19:09

Encuesta

¿Ha insultado o ha sido ofensivo en redes sociales?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Imagen: The New York Times
Sábado, Septiembre 7, 2019 - 17:01

La firma Econestudio, liderada por Marcela Meléndez, aportó elementos de juicio para que el país aborde adecuadamente y de manera informada la regulación de los productos de vapeo y de calentamiento de tabaco (PCT).  El proyecto de Ley 174 de 2018S, que busca modificar la Ley Antitabaco 1335 de 2009 para equiparar los vaporizadores con productos que contienen tabaco, fue aprobado recientemente por el Senado en segundo debate.

De acuerdo con la firma, en ausencia de una regulación específica, existe el riesgo que los productos de vapeo sean cobijados de manera automática por las regulaciones que aplican al tabaco y a los productos de tabaco. Los vaporizadores no son iguales que los cigarrillos, no contienen tabaco, no generan combustión y son menos riesgosos para la salud, razón por la que debe haber una legislación diferenciada para estos, que en efecto proteja a la población menor de edad pero que a su vez garantice el derecho de los colombianos adultos afectados por el tabaquismo a reducir el riesgo para su salud.

Una regulación específica para los productos de vapeo, debe estar fundamentada en que, al no contener tabaco ni generar combustión son diferentes a los cigarrillos, por lo tanto, conllevan menos riesgos para la salud, sin embargo, la regulación debe estar encaminada a restringir y sancionar su venta a menores de 18 años.

Aproximaciones regulatorias alrededor del mundo han avanzado en diferenciar a los productos de vapeo de los de tabaco. Los elementos que justifican esa diferenciación están directamente relacionados con sus efectos en la salud, debido a que los vaporizadores no contienen tabaco ni funcionan con combustión, por lo que aplicarles la regulación de los cigarrillos convencionales, desconocería avances de algunos gobiernos que ya han recorrido este camino.

36 países han adoptado para los productos de vapeo las mismas condiciones de edad mínima que aplican a la compra de los cigarrillos convencionales, 47 países regulan o exigen licencia para comercializar previa a la venta y solo 7 países prohíben la venta de productos de vapeo que contengan nicotina. En total, 86 países han tenido a la fecha algún pronunciamiento regulatorio sobre la comercialización de los productos de vapeo.

En los países de la Unión Europea los productos de vapeo pueden comercializarse como medicamentos o como productos de consumo, previa notificación a la autoridad competente (Directiva 2001/83/CE para comercialización como medicamento, y Directiva 2014/40/UE para comercialización como producto de consumo).

Colombia podría dar ejemplo en políticas de reducción de riesgo, tal como lo han liderado países de la Unión Europea desarrollando una regulación diferenciada que reconozca a los vaporizadores como productos innovadores, con potencial para mitigar el riesgo de salud de la población fumadora adulta. Estos productos, sin combustión y sin tabaco, que pueden o no contener nicotina, -aquellos sin nicotina no son adictivos- representan un riesgo menor para la salud en comparación con el cigarrillo convencional.

La evidencia disponible indica que la mayoría de los adultos que utilizan productos de vapeo son simultáneamente fumadores de cigarrillo convencional, motivados e interesados por transitar a productos sin combustión y sin tabaco para reducir riesgos en la salud.

Recomendaciones para Colombia

Para Econestudio sí hay un acuerdo general sobre la conveniencia de que los fumadores adultos de cigarrillo transiten al uso de productos de vapeo, razón por la cual debe haber una regulación diferenciada a la de cigarrillos convencionales y productos de tabaco que garantice el derecho de los colombianos adultos afectados por el tabaquismo a reducir el riesgo para su salud con estos dispositivos.

También hay acuerdo sobre la inconveniencia de su uso en población de no fumadores, y en particular en menores de edad, por lo tanto, la regulación debe estar encaminada a restringir y sancionar su venta a menores de 18 años.

Esta regulación específica debe reglamentar el empaque y etiquetado de los productos de vapeo, suministrando información clara y veraz al consumidor que decida usarlos como una opción de riesgo potencialmente reducida.

Es indispensable informar el grado de nicotina, así como reglamentar la publicidad, promoción y patrocinio, para evitar que sean dirigidos a población no fumadora y/o menores de edad, pero garantizando que los adultos fumadores puedan acceder a la información que requieren para tomar una libre decisión.

Se sugiere además reglamentar los espacios de consumo, con el objeto de limitar la exposición de estos productos a mayores de edad.

- Software por Activisual -