Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.
26/10/2019 - 18:53

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Septiembre 5, 2016 - 17:27

Carlos Flores Sierra no sólo es uno de los hombres que más saben de jazz en Colombia, sino uno de sus mayores difusores a través de programas de televisión, radio, periódicos, revistas y cargos diplomáticos. Cuestión nada sencilla porque el jazz, por mucho que se haya extendido, sigue siendo considerado a pie de calle como una música difícil y minoritaria. Pues bien, Carlos Flores dijo alguna vez que el Festival de Jazz de Pasto, PastoJazz, es tan importante porque es el momento en que la ciudad se integra musicalmente con el mundo. ¡Chapeau! En esa frase se resume la magnitud de un evento que ha pasado de ser una iniciativa del Fondo Mixto de Cultura de Nariño a ser compromiso ciudadano, así haya quien todavía le eche puyas y crea que esa platica mejor se debe invertir en otras actividades. Pasto-Jazz llega este 13 de septiembre a su sexta edición y cada vez hay quien mira con mejores ojos a San Juan de Pasto gracias a este evento. Pasto Jazz surgió en medio de una oleada de festivales del género.El de Bogotá del Teatro Libre apareció en 1988, Jazz al Parque surgió en 1995, el de Barranquilla en 1997, igual que el de Medellín, el de Cali en el 2000. Y las ciudades intermedias tenían sus propios festivales, aunque con menos apoyo y continuidad que estos. Su génesis fue una charla casual entre Juan Carlos Santacruz Gaviria, director del Fondo Mixto, y este servidor, durante un Seminario-taller de periodismo cultural en el marco del III Congreso Iberoamericano de Cultura en Medellín en 2010. Los dos coincidimos en la necesidad de hacerlo, pero lo que ha hecho encomiable a Juan Carlos y su labor es que le metió ganas, empuje y criterio, y no se rindió. Uno puede tener buenas ideas, pero si estas no tienen un polo a tierra con una voluntad de trabajo, no hay nada que hacer. ¡Otro chapeau! En suma, que PastoJazz es talento pastuso desde su génesis y organización, y que gracias a Juan Carlos y su equipo, nuestra ciudad se ha puesto a la par de Bogotá, Barranquilla, Medellín y Cali. Eso sí, no es nada sencillo llevarlo a cabo porque San Juan de Pasto aún es una ciudad imberbe en estos temas. No hay un equilibrio entre el gasto que se hace para ver un concierto en carnavales, que en otro momento del año. No hay un equilibrio entre el patrocinio a un concierto de música de despecho, que a uno de jazz. No hay un equilibrio entre la cantidad de escenarios existentes y el mantenimiento que se hace de ellos. Este año se hace en el remodelado y moderno Teatro Javeriano, por la sencilla razón de que es el mejor escenario posible para lo acústico de pequeño y mediano formato, el ideal para el jazz. En años anteriores se hizo en el Teatro Imperial, pero tristemente su director, Ovidio Figueroa, tiene que luchar día a día para que le den unos pesos para su mantenimiento. Don Quijote contra los molinos de viento. La actual rectoría de la Universidad de Nariño le exige que sea autosuficiente, pero no lo ayuda para que llegue a ello. Ahí no ha habido un pensamiento universal como el de Flores o el de Santacruz. Y eso que Pasto, y Nariño en general, son cunas naturales de talento musical, como La Habana, como Río de Janeiro, como Nueva York. ¡Qué tal que sólo fuéramos una ciudad perdida en Los Andes! 

José Arteaga.

- Software por Activisual -