[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cree que la aplicación de la "Doble instancia" en Colombia debe ser retroactiva?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Imagen: Cortesía.
Lunes, Agosto 27, 2018 - 15:00

Aunque el hambre es todavía uno de los desafíos más urgentes del mundo moderno, en el planeta se producen alimentos más que suficientes para alimentar a quienes lo habitan. Sin embargo, según cifras expresadas por la FAO, un tercio de la comida que se produce anualmente no se consume, lo que implica la pérdida y el desperdicio de mil millones de toneladas de alimentos.

Una cifra que sintetiza las múltiples variables y retos que plantea el análisis del futuro en el tema de alimentos. El más grande se relaciona con el aumento de la población mundial. Tan solo en el 2030, se estima que la población global será de 8.3 mil millones de personas y para alimentarlas se necesitará producir 50 % más  y 30 % más agua que la tasa actual.

Por eso, es prioridad afrontar este reto y aportar desde la ciencia para mejorar la vida de las personas y construir un mejor panorama.

Otro de los problemas es la gran cantidad de  que se desperdicia. Del total de alimentos cosechados en un año, se pierden 1.3 mil millones de toneladas por dejarlos vencer. Reducir y evitar el desperdicio es una medida urgente para el sostenimiento de nuevas generaciones.

“Uno de los aportes en la cadena de alimentos es el desarrollo de empaques que conservan los alimentos frescos por más tiempo, mantiene su aroma y sabor original y brinda mayor protección durante el transporte”, dijo Yasmin Gómez, líder de la cadena de valor de alimentos para Dow en región Andina.

Para la experta esta clase de plástico utiliza menos material y energía para su producción, además es reciclable para que luego puedan ser utilizados en grandes obras y de esta manera se cierre su ciclo de forma responsable. 

“Un claro ejemplo de lo útil que son estos empaques: un pepino se mantiene fresco en un supermercado por tres días, pero cuando está en un empaque lo hace hasta por 14 días. Con este tiempo extra es menos probable que el alimento termine por vencerse”, explicó Yasmin Gómez.

Sin embargo, las innovaciones y los desarrollos que vengan desde la industria no son suficientes. Es fundamental el cambio en la consciencia a la hora de consumir alimentos y de desechar sus empaques. Por eso, de acuerdo con Gómez, al plástico hay que aprovecharlo en el post-consumo, pues este material tiene muchas vidas y para esto es requerido invertir en comunicación y concientización a la población en general.

La clave será el aporte individual y colectivo para la creación de un futuro mejor, seguro, sostenible y económicante viable. La industria deberá buscar las mejores soluciones para alimentos y crear empaques más innovadores que faciliten la vida de las personas.

 

- Software por Activisual -