Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

19/11/2019 - 10:00
En la imagen puede verse una acuarela que representa el edificio del museo y varias de las obras simuladas. !Ojo video!
Foto: Referencial
24/10/2019 - 11:09
Hoy la organización celebra el aniversario de la Carta de las Naciones Unidas.









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Está de acuerdo con la propuesta de cambiar la Constitución Política de Colombia?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Junio 18, 2013 - 08:59

Las autoridades y la misma sociedad no han abordado con profundidad el tema de las denominadas pandillas juveniles y las acciones que se han tomado no han ido más allá de programas producto de la inmediatez, mientras el tejido social se deteriora y la violencia crece en la capital nariñense.

No hay día que no se escuche una situación relacionada con los grupos de jóvenes en riesgo conocidos como parches o galladas, personas que son vistas como el lumpen de nuestra ciudad, desligándolas de la problemática económica, social y política, cuando es allí en donde están las raíces de ese mal.

Son permanentes los crímenes que se producen en las comunas, como es el caso de la Diez, donde más impera el delito y la violencia, además de la cuatro, cinco, ocho y doce. Esta última donde se localizan barrios como el Popular, Ezequiel Moreno y Prados del Norte. Los jóvenes constantemente se matan, porque esa es su ley, como el hecho que se produjo en la madrugada del pasado domingo en el Panorámico, occidente de Pasto, que hace parte de la Comuna Ocho, que de ser tranquila pasó a la lista de las más afectadas por la inseguridad. Allá mataron a un muchacho de 19 años de edad, integrante de otro combo, al parecer por líos pasionales.

La muerte de este joven es producto de continuos ataques entre unos y otros y la muerte del último, Juan David Bolaños Jurado, se dice entre ellos mismos, traerá “más sangre” porque van a “quebrar” a los alias Lara, Paco y Mike, señalados como responsables. Este es un círculo vicioso alimentado por el odio y la venganza y que no se podrá detener si no se le aplican dos ingredientes: la coacción a través de la Fuerza Pública y la inversión social.

Es necesario entrar con contundencia a esos sectores, pero al mismo tiempo con programas contundentes de mediano y largo plazo con una filosofía particular, no mirar a esos jóvenes como los enemigos y responsables de los males sectoriales.

Si nos podemos a observar los miembros de las pandillas permanecen en las esquinas, parques y otros sitios públicos. La mayoría no hacen parte del sistema educativo, no trabajan porque no hay opciones y ninguno hace parte de un grupo deportivo o cultural. Son muchachos desorientados, con graves problemas intrafamiliares, involucrados con las drogas, el alcohol y la delincuencia.

Pero quién no les ha dado opción de estudio. Desde muy niños la mayoría han sido fuerza de trabajo y el colegio representa una especie de impedimento, porque para su familia, como quiera que esté conformada, la prioridad es sobrevivir. Han sido chicos que crecieron en la calle con la dureza de esa realidad, en donde, como dicen ellos mismos, sobreviven los más duros.

No se puede negar que el trabajo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf y fundaciones como Proinco, que tienen identificados a 1.000 menores de edad trabajadores, a los que han comenzado a cambiarles el curso de su camino, en donde prima la educación como la principal alternativa para romper esa cadena de miseria y del delito que siempre ha estado entre los suyos y no les ha permitido salir, porque la costumbre es más fuerte que las ganas de cambiar y la pobreza es la red que no los deja salir ni abrir los ojos.

Como en algún momento el alcalde de Bogotá Lucho Garzón les dio más prioridad a los programas sociales que a la misma infraestructura para llevarles un desayuno a los niños de las comunas más pobres, en Pasto se tienen que fortalecer los proyectos de infancia y adolescencia, porque en la manera como eduquemos a este segmento poblacional está la posibilidad de transformar.

Y en esas inversiones las prioridades son los espacios de recreación y deporte, y de actividades lúdicas y culturales para que se emplee de manera adecuada el tiempo libre. Programas que de alguna manera se han hecho o se llevan a cabo, pero que por falta de recursos sólo alcanzan para un poco y quedan a medias, puesto que se trata de una alta inversión para ver resultados en las próximas generaciones.





- Software por Activisual -