Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cómo evalúa el inicio del VAR en el Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Diario del Sur

Lunes, Junio 3, 2013 - 10:18

Irrespeto a los aficionados

Algo muy raro está pasando con el Deportivo Pasto, en lo que a la vez se constituye en una falta de respeto para con los aficionados.

No hay derecho a que el equipo ponga a sufrir tanto a su hinchada, como ocurrió en la noche del sábado.

A PEDRO BOMBO le parece que el técnico Flabio Torres tiene que estar muy disgustado con sus jugadores, puesto que en las últimas jornadas se ha visto a un Deportivo Pasto sin alma ni entrega en la cancha de sus jugadores.

Por ello se sufrió la humillante goleada 6-1 ante el Atlético Huila en Neiva y se puso en grave riesgo la clasificación.

Gracias a Dios que aquí a Pasto vinieron los equipos suplentes de Independiente Santa Fe e Itaguí, porque si no, otra sería la historia.

Pero lo del sábado sí fue la tapa y de manera irresponsable se estuvo a punto de perder la clasificación.

En ese sentido habría que pensar que Dios es hincha del Deportivo Pasto, puesto que el Cúcuta botó un penal, que en ese momento, cuando el equipo nariñense perdía en el estadio Libertad,  hubiera significado la eliminación del equipo de Torres.

Al final se empató de manera agónica,  y aun perdiendo se habría clasificado, pero así no es la cosa. Se trata de la clasificación más agridulce de todas las que se han logrado hasta el momento, puesto que se piensa que no hay equipo para llegar a la final como sucedió el año pasado.

Y, para completar, a los aficionados no se les olvida la amenaza de paro de los jugadores, porque se les había demorado en el pago de sus sueldos, actitud que provocó un enorme malestar entre la gente.

Buenos los operativos, pero…

Como se sabe a instancias del señor presidente de la República, Juan Manuel Santos, se vienen haciendo en la ciudad de Pasto una serie de operativos tendientes a destruir los antros del vicio que operan en diferentes sectores.

Eso está  muy bien, inclusive en lo que tiene que ver con la lucha contra el narcotráfico ya se tiene información que la figura de extinción de dominio será aplicada a seis viviendas en la capital de Nariño.

Pero muchas personas residentes en sectores como Santa Matilde, El Pilar y Javeriano, entre otros barrios, se preguntan el motivo o la razón por la cual hay algunos de esos expendios de droga que parecen intocables, puesto que nunca se les hace un allanamiento. ¿Cuál será la causa para esto, ¡ah!?

Bebiendo en las calles
 
Con bombos y platillos la Administración municipal de Pasto dio a conocer la puesta en vigencia de una medida tendiente a impedir que la gente consuma bebidas embriagantes en las calles.

Pero por lo que está pasando, todo parece indicar que esa norma se la están pasando sabrosamente por la faja y no se le está haciendo el mínimo caso.

El mismo PEDRO BOMBO fue testigo ayer cómo en pleno centro de Pasto, a una cuadra del Éxito, varios jóvenes que se movilizaban en un vehículo decidieron compartir en plena calle su aguardiente con algunos indigentes, dando lugar a una pintoresca reunión alcohólica callejera.

Bonito el detalle de los muchachos,  pero y ¿de las leyes qué? Y ¿cuál de los tantos borrachitos, puesto que estaban que ya no se podían poner en pie, iba a conducir el carro después?

Definitivamente estamos muy mal…

 Más males en la plaza

Definitivamente la Plaza de Nariño está llena de males. A los ya mencionados se les unen que en cualquier momento, en mitad de la plaza, los peatones pueden verse expuestos  arrollados por un raudo ciclista o que les caiga encima uno de los muchachos de las patinetas.

De pronto lo de las patinetas vaya y venga, pero ¿quién les dijo a los ciclistas que podían andar a alta velocidad dentro de la plaza?

 

- Software por Activisual -