[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cree que la aplicación de la "Doble instancia" en Colombia debe ser retroactiva?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Domingo, Mayo 14, 2017 - 16:35

“Él vendía zapatillas y era el mejor (…) quería que yo fuera una Abogada y le voy a cumplir el sueño”, indicó entre lágrimas la hija menor de Diego Pigui, al interrumpir a su madre en la entrevista para este portal.

El pasado viernes a las 9:30 de la noche Diego Yair Rodríguez Díaz, de 37 años sa­lió de su vivienda ubicada en el barrio Bosa Laureles, sur de Bogotá, con la promesa de regresar por su hija menor y salir a dar una vuelta en el sec­tor, más las balas asesinas de sicarios a bordo de un automóvil le impidieron cumplirle a su niña.

Todo indica que cuando el hombre se encontraba al interior de una tienda, un vehículo de servicio particular tipo automóvil, parqueó frente al establecimiento y sin me­diar palabra dispararon el repetidas oportu­nidades en contra de la integridad física del hombre.

De inmediato, familiares y allegados los trasladaron a la sala de urgencias del Hos­pital San Pablo Sexto, en donde luchó in­cansablemente por mantener su vida más la muerte le ganó la batalle y lo abrazó en el sueño eterno.

Los anhelos de ver crecer a sus hijos y po­der apoyarlos en la educación superior que siempre lo mantuvieron con ganas de salir adelante aún viven en sus familiares, quienes lo recuerdan como un hombre honesto, res­ponsable y trabajador.

Una vez ingresa al centro asistencial, los galenos de turno le declaran muerte cerebral, desde allí inició el calvario de Yaneth Ardi­lla, quien lo acompañó en sus mejores años y le entregó el regalo más preciado que pudo tener en vida, sus tres hijos.

Este medio logró establecer que la vícti­ma de 37 años respondía en vida al nombre de Diego Rodríguez, más por su simpatía y amabilidad le conocían en el sector como ‘Diego Pigui’, quien se dedicaba a labores de comerciante y cuando la necesidad le tocaba la puerta la construcción era su respuesta. 

 

Redacción

Leonel Pereira 

- Software por Activisual -