Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Foto apoyo: Tomada de eluniversal.com.co
Sábado, Abril 22, 2017 - 16:09

A Luis Alfonso Jara Vega y Cristian Da­vid Hernández Báez, la muerte los fue a buscar en motocicleta, los correteó y los abrazó en su sueño eterno de la forma más cobarde que puede existir. Para esta oportunidad su oz fue­ron las balas de una pistola nueve milíme­tros, que se accionó en las calles del barrio Berlín, en la Localidad de Suba, noroccidente de Bogotá

Promediaban las 8 de la noche del pasa­do jueves, los moradores de la Calle 139 con Carrera 149, se disponían a descansar, “Yo pensé que era una persiana de algún negocio que estaba cerrando”, indicó un vecino del sector, quien obviamente se equivocaba.

Según información entregada por parte de los testigos a los investigadores judiciales de EXTRA, dos jóvenes departían en un andén de la calle en mención, cuan­do de repente un hombre a bordo de una motocicleta negra, sin promediar palabras les disparó.

Una vez inicia el hecho sicarial, uno de los jóvenes sale corriendo, Luís, queda en el lugar de los hechos sin signos vitales y Cristian, a pocos metros de allí; pues en su afán de preservar su vida logró marchar aún con cuatro lesiones de bala en su es­palda, al final, cayó agónico al frente de una carpintería hasta donde llegó el hábil asesino para ultimarlo con un par de dis­paros más.

Inspección Judicial

Los cadáveres quedaron en medio de un charco de sangre, que horas después la lluvia capitalina limpió. Hasta el lugar de los hechos, llegó una comisión criminalística conformada por miembros del Cuer­po Técnico de Investigación de la Fiscalía General de la Nación, quienes fueron los encargados de hacer la inspección Judicial.

Las hipótesis manejadas en el lugar de los hechos indican que el sicario pretendía aca­bar con la vida de uno de los jóvenes, pero que al encontrarlos juntos el accionar pu­nible pringo la integridad física de ambos. La conjetura manejada por las autoridades señala que el hecho habría respondido a posibles reta­liaciones por bandas dedicadas al microtrá­fico que droga en el sector, y que uno de los ultimados presentaba problemas, razón por la cual se habría ido del lugar y regresado hace pocos meses.

¿Quiénes eran?

Luis Alfonso Jara Vega, era un joven que desde muy tem­prana edad vivía en el sector, pues su madre, era dueña de la casa que prestó su andén para el escenario moral de “Gafas”, como por cariño le conocían en el sector.

Desde ese entonces “El Gafas”, vivía por allí pues se rehusó a romper los lazos de amistades que habría tejido en sus primeros años de vida, razón por la cual según Diana Jara (hermana), su familia le ayudaba a pagar una pieza y entre vecinos y amistades rebuscaba su alimenta­ción. Cristian David Hernández Báez, también era mora­dor del sector, esté residía en compañía de su madre y sus hermanos en la calle 139, era según vecinos una persona de buen corazón, pues pese a no tener un trabajo estable, siempre que tenía comida compartía con sus hermanos y viceversa.

 

Redacción

Leonel Pereira 

- Software por Activisual -