Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

19/11/2019 - 10:00
En la imagen puede verse una acuarela que representa el edificio del museo y varias de las obras simuladas. !Ojo video!
Foto: Referencial
24/10/2019 - 11:09
Hoy la organización celebra el aniversario de la Carta de las Naciones Unidas.









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Está de acuerdo con la propuesta de cambiar la Constitución Política de Colombia?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Junio 5, 2017 - 17:56

Un total de 231 capturas por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes han sido realizadas en la ciudad de Pasto por parte de efectivos de la Policía Metropolitana.

La situación es preocupante si se tiene en cuenta que 29 de estos casos involucran de manera directa a menores de edad, que están siendo utilizados para la venta de estas sustancias ilícitas.

 El jefe de la unidad de investigación de la Policía Metropolitana de Pasto, sargento Mario Fernando Torres, reveló que se trata de una situación compleja si se tiene en cuenta que en el 2016 se presentaron 71 casos, lo que sugiere la persistencia de este fenómeno.

Lo que intranquiliza a las autoridades es que estos menores son consumidores ocasionales no solo de drogas, sino también de licor, por lo que se trata de una problemática social que involucra a las familias.

Como medida de choque las autoridades realizan operativos conjuntos con las autoridades municipales, gracias a lo cual en lo que va corrido del año se han realizado 1.067 acciones para atacar el microtráfico y la venta de licor a menores de edad.

“Las acciones de control se concentran en establecimientos abiertos al público, instituciones educativas, parques y vías públicas, lo que es complejo”, manifestó el oficial, debido a que los expendedores de droga ya conocen el trabajo operativo de las autoridades.

Sostuvo que por parte de la línea de acción e investigación criminal de infancia y adolescencia se registran 11 personas judicializadas que por su reiterada actividad delictiva en la venta de droga y han sido trasladadas a la cárcel de Pasto.

Si bien la cifra no podría ser significativa destacó que se trata de personas que vendían estupefacientes a las afueras y alrededores de entidades educativas.

 

Cifras de las autoridades

En cuanto a la actividad delictiva protagonizada por adolescentes recordó que 209 menores de edad han sido detenidos en el municipio de Pasto en 2017, entre los que se cuentan niños y adolescentes, por parte de la Policía Metropolitana en desarrollo de diferentes operativos en locales donde venden licor.

Son muchos los niños y jóvenes que ingresan con el permiso de los propietarios de estos lugares, por lo que son detenidos preventivamente para llamar a sus padres a quienes se los entregan para su protección.

Habitantes de Pasto perciben esta situación riesgosa y les preocupa que las autoridades no trabajen para contrarrestar esta problemática, que es la responsabilidad de los adultos en el consumo de alcohol y drogas en menores de edad.

 

Retomar el control

Para los padres de familia es muy claro que sus hijos se encuentran muy expuestos al consumo de drogas y licor porque sus entornos sociales los hacen tener fácil acceso a las sustancias.

Al interior y a las afueras de las 9 universidades y las 81 instituciones educativas entre públicas y privadas que existen en la ciudad, pareciera ser que se consiguen muy fácil las drogas y no se cumple la prohibición de vender licor a los menores de edad.

Marcela Ramos, madre de familia, manifestó que “los padres tenemos que retomar el control de nuestros hijos y la educación que tiene como base los principios y valores”.

Sostiene que los padres de familia se han convertido en muchos casos en unos seres permisivos que dejan a los jóvenes tomar sus decisiones y esto hace que problemas como el alcoholismo y la drogadicción se incrementen.

Agregó que muchos de ellos no saben cómo acercarse a sus hijos para hablar sobre los riesgos de la droga o cómo ayudarlos cuando muchos de ellos ya han caído en ese grave flagelo.

Marcela Ramos señaló que los padres de familia están aún a tiempo para orientar a sus hijos, pero debería existir un programa de ayuda por parte de las instituciones educativas y la Policía en materia de prevención.

 

“Mucho libertinaje”

Otro concepto es el que tiene el padre de familia Jorge Muñoz, quien afirmó que “la problemática del consumo de licor y drogas se ha incrementado porque los jóvenes no tienen un acompañamiento adecuado por parte de sus padres”.

Sostiene que actualmente en esta sociedad, donde tanto la madre como el padre tienen que trabajar, se ha perdido el contacto con los hijos y al estar solos son presa fácil de esta clase de vicios.

Afirmó que la libertad que los padres les están dando a sus hijos se ha convertido en libertinaje, consecuencia del poco cuidado que se tiene a la hora de educarlos. “Prácticamente se están formando si unas figuras paternas y maternas que les infundan valores y principios”, dijo.

Otro de los factores que influyen en el riesgo que están corriendo sus hijos es que no se cumple a cabalidad con las normas que se dictaron en torno a la prohibición de vender licores a menores de edad.

Advirtió que para nadie es un secreto que se continúan expendiendo bebidas embriagantes por parte de muchos propietarios de locales comerciales que no respetan la prohibición al respecto, a lo que se le suma el acoso de los vendedores de droga.

Como padre de familia reclamo el acompañamiento de las autoridades para hacer más operativos a las afueras de las instituciones educativas, donde se venda licor para que sus hijos estén menos expuestos a conseguir fácilmente drogas y licor.

 

Restablecimiento de derechos

 

Un promedio de 20 menores de edad son sorprendidos en las calles de Pasto después de las 10:00 de la noche, especialmente los fines de semana, violando el decreto 0400, que restringe su permanencia en la vía pública.

El subsecretario de convivencia ciudadana Gerardo Esteban Dávila explicó que los operativos de control son coordinados con la Policía de Infancia y adolescencia y otras entidades como la Comisaría de Familia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Los menores sorprendidos en las calles son trasladados en un bus acondicionado para tal fin y un equipo sicosocial se encarga de la atención inicial y de llamar a los padres de familia, para que los recojan en el centro transitorio de Santa Bárbara.

La principal contravención que se presenta para que los menores sean trasladados hasta el albergue provisional es el consumo de licor y drogas, en cuyo caso la remisión se canaliza hasta una entidad de salud donde se demuestre la capacidad de intervenirlos.

Ha decir de la subsecretaria de convivencia y derechos humanos de la Alcaldía de Pasto Nathaly Feullet la prevalencia de jóvenes en las calles, lo que se atribuye al trabajo posterior de restablecimiento de derechos que se hace con ellos y sus familias.

Asimismo quienes se constituyen en reincidentes sus casos son puestos a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, que en algunos casos, sostuvo la funcionaria, incluso ha llegado a quitarles la custodia a los papás.

El decreto 0400 tiene algunas consideraciones con relación a los menores de edad que porten sus carnés y demuestren que pertenecen a algunas instituciones educativas a quienes se les permite el traslado hacia sus hogares.

 

- Software por Activisual -