Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Adriana Milena Meneses Rivera, desapareció hace 14 días del barrio Corazón de Jesús de Pasto.

Viernes, Junio 28, 2013 - 08:29

El ruido de la máquina de coser ya no se escucha en la vivienda de los Meneses Rivera desde hace 14 días, cuando desapareció de manera misteriosa la adolescente, su madre  Patricia del Carmen Meneses de 41 años de edad, ha caído en un estado de depresión severa, ya no quiere  trabajar en la modistería  y,  hasta se le dificulta hablar con las demás personas.  “No tengo ganas de hacer nada, cerré mi taller, los días son eternos y en las noches no duermo esperando que llegue mi hija”, dice Patricia.

En la pequeña casa se acomoda una familia compuesta por 12 personas. Son tres hermanas que conforman cada un núcleo familiar aparte en  estrechos apartamentos;  sin ostentaciones esta familia vive feliz.

Patricia, su esposo Luis Carlos Meneses, un obrero de construcción, y sus tres hijas viven en el apartamento de dos habitaciones localizado en la parte superior de la casa.  Toda la familia conoce lo que hacen su miembros. “Es un grupo menor que tenemos de amigos y conocidos. En nuestro hogar, todos sabemos lo que hace cada miembro por eso, nos parece extraño que Adriana haya desaparecido así. No tenía ninguna razón paras pensar que se escapó a propósito de la casa”, dijo su tía Martha Rivera, madrina de Adriana, a quien le corre, casi de continuo, las lágrimas por sus mejillas.

La historia

La mañana del viernes 14 de junio, Patricia y su hija Adriana se acercaron muy temprano al colegio Artemio Mendoza a pedir permiso para asistir a una cita médica que tenía la menor. Luego de esta diligencia,  llegaron a su  vivienda localizad en la Manzana 5  casa 5 del barrio Corazón de Jesús al filo de las 9:00 de la mañana, de inmediato Patricia  preparó el desayuno a sus tres hijas Jhoana, Anyi y Adriana.

Luego de departir, Adriana se recostó en una cama, situada en un  pequeño apartamento de su tía Martha, la cual convive  en la misma vivienda que de su hermana Patricia.  La menor veía televisión y había sacado algunos cuadernos para revisarlos. Sin embargo, algo extraño ocurrió, trascurridos unos 5 minutos, la madre de Adriana se percató que su hija no estaba en la casa, de inmediato salió en su búsqueda, quizá presentía algo malo.  “Recorrí todas las calles  del barrio, la busqué en algunas tiendas, donde tenía por costumbre comprar dulces pero, no la encontré”, dijo Patricia,  quien  tiene una mirada disipada.  En este sitio de la vivienda fue la última vez que advirtieron  de la menor.

El mismo día de la desaparición, la búsqueda fue incansable, fueron donde las tres únicas amigas que tiene Adriana, recorrieron las calles de todo el barrio pero, todo fue infructuoso. El domingo pegaron fotos de la adolescente a la entra de las iglesias con la esperanza que apareciera la menor.

 El lunes pusieron la denuncia de la desaparición  en firme ante la Policía y la Fiscalía, asistieron Patricia y su hermana Martha. Durante la indagación, solo permitieron hablar a la madre de la menor. Desde entonces, la progenitora está en un estado de depresión que le impide hasta comunicarse de manera normal  con las demás personas, ella tiene rabia de la vida, de las circunstancias, del mundo, de la gente mala, de los desconocidos.

No saben que hacer

Son 13 días de incertidumbre los que ha  vivido la familia Meneses Rivera, nadie entiende como puede desaparecer una menor en esas circunstancias, a plena luz del día, los vecinos tienen el recuerdo de  Adriana cuando jugaba en un potrero, localizado frente a su vivienda. Su menuda figura era inconfundible; nunca se observó nada extraño, tampoco su familia;  jamás salía en las noches y le habían prohibido tener alguna relación sentimental hasta que tenga más sentido de la vida, de eso era consiente la adolescente.

Los días para Adriana pasaban entre el estudio, las pinturas en cartulina y la música del grupo Aventura, que intercalaba con sonetos cristianos.  “No sabemos que camino coger, donde buscar, a quien acudir. Esto afecta toda la familia. Tenemos miedo que alguien salga a la calle o a trabajar, creemos que nunca tampoco va ah regresar”, comenta en voz baja Patricia.

Esta humilde familia, donde hasta los teléfonos celulares son pocos, vive esta  tragedia y, soporta su dolor en medio de la impotencia. Patricia todos los días reza por el pronto regreso de su hija menor; recurre a diario a  las instalaciones de la Policía Nacional,  a averiguar por la suerte de su hija Adriana, confía en la autoridad,  ya que esa es la única esperanza que tiene. Nunca pensaron que una tragedia de estas, que se vuelve cada día más común, tocara al seno de esta familia.

Cualquier información de la desaparición de la adolescente Adriana Milena Meneses Rivera comunicarse  a los teléfonos 312 860 7277- 321 682 8214.

- Software por Activisual -