[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

27/07/2019 - 09:18
El consumo de alcohol, el tabaquismo y la infección del VPH aumenta los riesgos de esta enfermedad. [VIDEO]
08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es la mayor causa de los accidentes con motociclistas como víctimas?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Jueves, Mayo 9, 2019 - 17:25

Una familia del municipio de La Tola vive un drama lamentable luego de que en hechos circunstanciales murieron dos de sus 10 hijos. Hechos que avanzan con las investigaciones para esclarecer quienes fueron los autores de los dos crímenes.     

La familia Segura señaló que el primer caso se registró el 18 de octubre de 2018, en un batallón del Ejército Nacional en el departamento de Arauca, donde José Ken Segura Silva, de 24 años de edad, recibió un disparo a la altura del ojo.

De igual manera, después de dos meses, el 9 de diciembre del mismo año, Carlos Iván Segura Silva, de 21 años de edad, en la madrugada de ese año recibió un disparo en la espalda, al parecer por parte de una agente de la Policía, hechos ocurridos en la población de La Tola a las afueras de un establecimiento público llamado Cristal.

Ante los dos hechos Lázaro Segura, de 58 años de edad, padre de las víctimas, expresó su rechazo ante insolidaridad de las dos entidades, y pide que se haga una investigación a fondo de estos hechos para que la muerte de sus hijos no quede en la impunidad.

José Miranda,
víctima.

 

“El cuerpo de mi hijo lo enviaron como una carga desde Arauca, lo recibimos luego de dos días. Todos creíamos que personal del Ejército llegaría acompañándolo para rendirle homenajes, pero no fue así, lo enviaron a una funeraria. Les pedí el favor que si era posible que trasladaran el cadáver vía aérea, pero no recibí respuesta. Fueron 4 años que sirvió a la patria, pero ningún mensaje de honor recibimos”, dijo Lázaro.

Agregó que del primer caso no cree en las versiones de los militares. “Me dijeron que había recibido un disparo en el pecho, pero él lo tenía a la altura del ojo, es decir que hay demasiadas cosas que no cuadran en este hecho”.

Agrega que en diciembre del año pasado llegó la otra desgracia para la familia Segura Silva, cuando mataron de un disparo en la espalda Carlos Iván. El caso se presentó el 9 de diciembre en una calle del barrio Yakú, a tres cuadras del sector del barrio Los Estudiantes en donde residía.

Alrededor de la 1:30 de la madrugada de esa fecha, agentes de Policía de la localidad arribaron a un establecimiento público del sector, de un momento a otro empezaron una requisa, en ese instante Carlos Iván sale corriendo debido al temor que le producían los uniformados.

Ante este hecho se presume que uno de los policías cargó su arma de dotación y disparó de contra del joven, quien iba a una cuadra del sitio de la requisa, esta persona falleció de manera inmediata.

Carlos Iván Miranda,
fallecido.

Se pudo establecer que varios de los vecinos advirtieron a los policías que no dispararan contra el joven puesto que era sordomudo. “Lo más indignante es que nadie de la Policía ni del Ejército se ha acercado a bridarnos apoyo de ninguna clase a la familia,  por lo que pido que se investigue la muerte de los dos jóvenes y no se quede en la impunidad”.

El abogado Sebastián Everardo López Jurado expresó que “en su momento la Policía temía alguna represalia de la ciudanía por este hecho en La Tola, lo que hizo como medida fue relevar a los agentes, los que estuvieron en este caso fueron trasladados. La Policía protegió a sus hombres, pero no se preocupó por atender emocionalmente a la familia del joven asesinado”.

Agregó además que “el joven no estaba armado, fue un acto de fuerza desmedida, de igual manera los agentes fueron advertidos por la ciudanía ya que tenía problemas auditivos”.

- Software por Activisual -