Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

13/11/2019 - 18:26
Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Viernes, Noviembre 8, 2019 - 18:37

Con extenuantes jornadas de trabajo que están entre las 7:00 de la mañana y 11:00 de la noche, los artesanos avanzan incansablemente en la elaboración de las figuras que en el municipio de Pasto alegrarán las fiestas de fin e inicio de año.

Se trata de los maestros Alba de Salas, Ángel Salas y Julio Salas quienes desde febrero de este 2019 en el corregimiento de Jongovito se dedican a la ardua transformación del papel reciclado.

Para que los moldes de cabezas para años viejos tomen la figura que desean utilizan retazos de papel periódico y de revistas, los cuales los pegan con el tradicional engrudo, una mezcla casera que se obtiene a partir de agua caliente y harina de trigo.

Para que los años viejos conserven la firmeza estructural, los maestros los cubre de laca y de otros tintes que una vez secos impiden que se dañen por la humedad.

La familia Salas quien desde hace 15 años se dedica a darle vida y forma al papel reciclado, precisa además que los muñecos que miden hasta 80 centímetros de altura y las cabezas para años viejos las elaboran sobre pedido para distribuirlos en los municipios de Pasto, Nariño, Sandoná, Consacá y Yacuanquer entre otros de la circunvalación al volcán Galeras.

Para que ningún nariñense se quede sin despedir el año, precisa que entre el 15 y el 30 de diciembre distribuyen en la región alrededor de 50 docenas de cabezas y 20 de años viejos.

“Las cabezas se hacen de acuerdo con las necesidades de los clientes por eso elaboramos tres modelos; la bombillo, mediana y grande. Cada una de ellas se ajusta al tamaño del muñeco que incluso se comercializa en Ipiales y en varios municipios del departamento del Putumayo”, expresó.

Subrayó que la experiencia adquirida a lo largo de las más de 10 décadas les permite elaborar hasta tres muñecos diarios, incluido el terminado.

Tradiciones familiares

“Si bien es cierto son muchos los agüeros que tienen las familias a la hora de elaborar y quemar los años viejos, nuestro hogar también tiene los suyos y por eso es sagrado echarlo al fuego cada 31 de diciembre”, afirmó.

Destacó que al final de cada año, junto al año viejo queman las penas, sufrimientos y angustias que los atormentó a los largo de los 365 días. “En algunos hogares tienen la costumbre de bailar con el viejo para que el año que viene les vaya muy bien”, expresó.

 

La artesana nariñense Alba de Salas subraya que los años viejos le ha traído muy buena suerte. Asegura que a lo largo del año nunca les falta lo necesario a sus seres queridos.  

Prepara obra

Otros de los artesanos que en el occidente de la región se dedican a la elaboración de años viejos para participar en el desfile del 31 de diciembre es René Montánchez y su padre Fabio Montánchez.

Para que los muñecos expresen en sus rostros los sentimientos René asegura que primero preparan alrededor de 20 kilos de barro los cuales precisa que una vez los introducen a los moldes comienzan a darle forma a la arcilla.

“Para este año estamos preparando una figura que sobrepasará los dos metros de altura. En esta mostraremos el amor y la fidelidad entre otros sentimientos que identifican a los nariñenses”, expresó.

Sostuvo que una vez el barro con el que además elaboran tejas y ladrillos se endurece, proceden a pegar el papel encolado. “El tiempo que se dedique depende de la complejidad de cada figura, es decir que entre más detalles tenga, es más dispendiosa la terminación de la obra”, sostuvo.

Añadió que las arrugas y otras expresiones faciales son complejas a la hora de pintarlas y darles consistencia. “En el delineado está el secreto para que las máscaras trasmitan los sentimientos que deseamos”, dijo.

Subrayó que la elaboración de esas obras artísticas integrará a las familias debido a que mientras unos seleccionan el barro, otros lo expanden y le diseñan el rostro deseado. “Todos trabajamos en equipo porque sentimos y luchamos por el interés que deseamos alcanzar”, manifestó. Aseguró que esa es una experiencia única porque sus padres, hermanos y demás llegados se unen por semanas para imprimirle su mejor toque a las máscaras de papel encolado.

René Montánchez sostuvo que el molde para la elaboración de las máscaras del año viejo con el que su familia participará en el desfile del 31 de diciembre es de barro para teja y ladrillo.

‘Las maravillas de Melquiades’

Al igual que los anteriores artesanos, Diego Mutis tiene la tarea de tallar el icopor para obtener la forma de Melquiades, personaje principal de la novela de Gabriel García Márquez Cien años de soledad que en el desfile del 6 de enero estará presente en la carroza titulada Las maravillas de Melquiades, del maestro Carlos Bolívar Valdivieso.

La carroza que prepara en un taller del barrio Caicedo de la capital nariñense y estará compuesta por 10 figuras de las cuales la principal y cuatro más tendrán cuatro metros de altura. Anunció que en los bastidores irá otra figura de Melquiades, la cual expresó que hará referencia a su muerte.

“Junto a dicha figura estarán dos armaduras con dos esqueletos y varios peces dorados. Así mismo habrá un río que hará alusión Macondo, pueblo ficticio descrito en las novela Cien años de soledad”, explicó.  

Destacó que las calaveras representarán las diferentes muertes que tuvo ese ficticio personaje. Agregó que en la parte trasera de la carroza irá una alfombra mágica en la que irán las imágenes de varios niños jugando.

Argumentó que en la elaboración de la obra rodante participan alrededor de 15 personas cuya jornada inicia a las 7:00 de la mañana y se extiende hasta la madrugada del día siguiente.

En cada proceso avanzan en soldadura de estructuras metálicas y el revestimiento de las imágenes de icopor con papel encolado.

Diego Mutis tiene la difícil tarea de tallar el icopor para crear las figuras que harán parte de la carroza ‘Las maravillas de Melquiades’, del maestro Carlos Bolívar Valdivieso.

- Software por Activisual -