Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.
26/10/2019 - 18:53

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Septiembre 7, 2016 - 10:20

El caso de una supuesta agresión por parte de un grupo de efectivos de la Policía Metropolitana a un estudiante de la Escuela Superior de Administración Pública, Esap, y empleado de la Empresa Solidaria de Salud de Nariño, Emssanar, puso sobre el tapete los casos de exceso de la fuerza de esta institución en sus operativos.

DIARIO DEL SUR consultó a los residentes de la ciudad de Pasto si las autoridades se están excediendo cuando atienden los casos de alteración del orden público.

Señalaron que en estos hechos, tanto la comunidad como los uniformados se dejan llevar por los impulsos y no piensan con cabeza fría cuando se ven agredidos.  Señalan que las autoridades deben tener más control en su accionar y no dejarse provocar por quienes los agreden.

"Están predispuestos"

El estudiante de Ingeniería industrial Andrés Ortiz afirmó que “no entiendo por qué son desmedidos cuando realizan sus procedimientos. Por sencillo que sea siempre están predispuestos a reaccionar de mala manera, aunque hay que aclarar que no todos tienen esta forma de actuar, pero son situaciones incómodas que muchas veces derivan en enfrentamientos con la ciudadanía”.

“Hechos aislados”

“Son hechos aislados que se vuelven mediáticos porque se difunden en las redes y esto hace que se señale a la Policía como agresora. Me parece que por el accionar de algunos uniformados no podemos calificar a toda la institución, aclarando que en muchas ocasiones los mismos ciudadanos son quienes se tornan agresivos y en defensa propia tienen que actuar de esa manera”, expresó la abogada Tania Jaramillo.

“Se dejan provocar”

Para el ama de casa Deisy Portilla “me parece que cuando acuden a atender un llamado no saben manejar la situación y se dejan provocar. De esta manera es que se presentan estos hechos lamentables que muchas veces no son denunciados ante las autoridades competentes y quedan en el olvido. Los uniformados deben pensar que son la autoridad y que deben medir sus fuerzas con la comunidad”.

“Hay falencias”

La ingeniera de sistemas Julieth Ospina aseveró que “en ocasiones hay exceso de fuerza porque los policías piensan que portando su uniforme pueden pasar por encima de la comunidad. Creo que aún hay falencias en la instrucción de los nuevos uniformados, a quienes se les debe inculcar que su labor es ayudar a la gente y no agredirla, aunque son humanos y también reaccionan cuando se sienten amenazados”.

“Se les sube el poder”

El comerciante Jorge Zamora señaló que “por unos pocos pagan todos. Hay algunos uniformados que se les sube a la cabeza la autoridad y son agresivos con la comunidad, señalando que son excepciones, pero hacen quedar mal a una institución que está para servir a la gente. Me parece que la Policía debería analizar estos casos y diseñar estrategias para evitar estos inconvenientes”.

"Licor, el detonante"

Para la instrumentadora quirúrgica Andrea López “hay casos que se les salen de las manos a los uniformados, puesto que las personas embriagadas o expuestas a otras situaciones se tornan agresivas y lo único que les queda es actuar de esta manera. No acepto este proceder, pero estos casos me parece que son fruto de la ingesta descontrolada de alcohol que hace perder la razón a muchos ciudadanos”.

“Reaccionan sin control”

“No podemos endilgarles toda la culpa a los uniformados que atienden estos casos, puesto que en algunas ocasiones las personas se tornan agresivas ante las autoridades, que desafortunadamente reaccionan también de una forma violenta. Me parece que está muy mal visto que se presenten esta clase de hechos, ya que la Policía está para cuidarnos y no para que nos agredan”, dijo la terapeuta ocupacional Lorena Montenegro.

"No más violencia"

Para el asesor comercial Hugo Castro “hago un llamado a la tolerancia a quienes vivimos en esta ciudad para evitar que la violencia sea un factor predominante. Vivimos en una sociedad en donde por cualquier situación reaccionamos impulsivamente y es lógico que los uniformados, por ser seres humanos, tengan este tipo de actitudes. Pienso que hay muchos casos, pero por miedo no son denunciados y se quedan en el olvido”.

“Falta cautela”

El comerciante Jaime Cerón dijo que “no comparto el actuar de algunos policías que por el simple hecho de ser autoridad agreden a los ciudadanos. Pienso que los uniformados deberían ser más cautelosos y no dejarse incitar a la violencia y de alguna forma tener cabeza fría cuando se presenten estos casos. Aunque tocaría analizar el trasfondo de cada una de estas situaciones para encontrar a los culpables”.

"Los malos del paseo"

El empleado Steven Rosero afirmó que “son hechos fortuitos que estigmatizan a la Policía y los hace ver como los malos del paseo. Ahora en muchos de los casos existe culpabilidad de los uniformados como de la comunidad, quienes se agreden mutuamente y sin sentido como consecuencia de la ingesta sin control de mucha gente que les hace perder el control. Pero también las autoridades deben mantener la calma y no dejarse llevar por la ira”.

"Ambiente agresivo"

“Esta agresividad no es más que el fruto de la violencia que se siente en el ambiente. En donde todo el mundo está prevenido y las autoridades no se pueden excluir de esta situación. Sobre todo en horas de la noche, cuando la ingesta de alcohol hace que se pierda el sentido y la gente se torne agresiva y de lógica los policías tienen que defenderse. Por el bien de la armonía de esta ciudad debemos cambiar el modo de actuar”, dijo el comerciante Jorge Pazmiño.

“Actitud reprochable”

Para el empleado Víctor Oña “no comprendo la actitud de ciertos uniformados que acuden a atender estos llamados de una forma agresiva. Si bien trabajan bajo presión, no es necesario que estén predispuestos y reaccionen de esta forma cuando cumplen con su deber. De igual forma nosotros como comunidad también debemos ser respetuosos de la autoridad para de esta forma no entrar en conflicto”.

- Software por Activisual -