Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Febrero 10, 2016 - 11:24

Momentos cuando a Corte Constitucional acaba de declarar como intocables a los páramos, alcaldes de los municipios del sur de Nariño, presentaron un desalentador panorama del ecosistema.

Con preocupación comentan que debido al cambio climático, los páramos comenzaron un proceso acelerado de deterioro que hace que los ecosistemas se estén exterminando por la falta del preciado líquido.

La voz de alerta la dio el alcalde del municipio de Pupiales, Fabio Cárdenas Revelo, quien señaló que debido a la deforestación que desde hace varios años se viene presentando en la zona, estas fábricas naturales de agua empezaron a secarse.

Denuncia el mandatario que este ha sido uno de los principales motivos para que  en la mayoría de los municipios que hacen parte de la antigua provincia de Obando, estén sometidos a severos racionamientos de agua. 

“Muchas de estas fuentes hídricas no producen el agua suficiente para abastecer los acueductos veredales, que hace que en varias localidades se este suministrando medio día a la semana”.

Al borde de la quiebra

Luego que no lloviera hace cinco meses, señala el mandatario de Pupiales, los sembradíos de forraje se secaron de ahí que los propietarios de ganado de leche se han visto en aprietos porque la producción redujo en más del 50 porciento, trayendo consigo serios perjuicios económicos para esta familias.

Agrega que por el intenso verano y las heladas que se presentan en las madrugadas, grandes extensiones de cultivos de papa, arveja se perdieron. “Podríamos decir que la perdida es total”.

La ruina toca puertas

La preocupación del alcalde del municipio de Ospina, Alonso Eduardo Rosero, es evidente ante la crisis que se avecina en su localidad, en donde por efectos de la intensa ola de calor, al menos unas 700 toneladas de papa que estaban previstas cosecharse se perdieron.

Agrega que la situación tiende a empeorar toda vez que los cultivos del tubérculo que empezaron a florecer se marchitaron. “Por esta razón la crisis económica que están viviendo nuestros agricultores es grande”, comentó Alonso Eduardo Rosero.

Señala que los agricultores en su afán de salvar los cultivos compraron motobombas para extraer agua de las quebradas, las cuales en cuestión de dos o tres días se secaron, pérdida que se sum a la de sus cultivos.

A raíz de que los acueductos veredales cuentan con una  mínima cantidad de agua proveniente del páramo de Paja Blanca, las veredas San Antonio y San Miguel, del municipio de Ospina,  el racionamiento es drástico, al punto que les suministrando agua medio día a la semana, adujo el mandatario Alonso Rosero.  Relata que el racionamiento en el casco urbano de Ospina, no es tan drástico, pero igual se está entregando agua dos horas al día a la comunidad.

Bajaron caudales

El municipio de Cumbal no es la excepción, según la líder comunal del Resguardo Indígena de Panan, María Isabel Puenayá, el caudal de los afluentes bajó 50 centímetros.

Esto según la señora Puenayá, ha sido uno de los factores  para que los pastos y sembradíos de papa y otros productos agrícolas se secaran. “El ganado de leche no tiene que comer ni beber, de ahí que la gente empezó a vender los animales, muchos de ellos llevados a fincas lecheras en donde tienen depósitos de agua, en tanto que otros para sacrificarlos”.

 “Algunas  lluvias esporádicas cayeron a principios de enero, durante las cabañuelas, que sirvió en algo para que el pasto se recuperara, pero luego se secó porque el verano es intenso en la zona”, explicó María Isabel Puenayá. Agregó que los cambios climáticos los tiene al borde la ruina.

Deterioro de suelos

Para el director de la Fundación Proambiente, Juan Carlos Arteaga, la falta de agua lluvia acabó con los microorganismos del suelo. Explica que el norte del departamento de Nariño ha sido la región más afectada por la intensa ola de calor.

Esta situación según Arteaga, ha afectado grandes extensión de café, que estaban a punto de cosecha. Las regiones en donde se han sentido los estragos del fenómeno de El Niño, es La Unión, Buesaco y La Cruz en  donde por efectos del calor los granos se secaron.  

Otra de las zonas en crisis es el occidente del departamento en donde por falta de agua se sacaron grandes plantaciones de caña panelera.

Renacen esperanzas

Para coordinador del Centro Ambiental de la zona norte de Corponariño, ingeniero agrónomo Jairo Cañizares, en algunas partes de la zona norte de Nariño, como es el municipio  de La Unión renacen las esperanzas de obtener cosechas cafeteras, luego de que llegaran las lluvias.

“Hace 15 días que en la región está lloviendo por lo que se presume que no se perderán las cosechas cafeteras. En donde si existen problemas serios de sequía, es en Taminango en donde se perdieron cultivos de frutales”, dijo Cañizares.

Toman medidas

Frente a esta problemática generada por los cambios climáticos, el director Ejecutivo de Corponariño, Fernando Burbano, manifestó que se están tomando drásticas medidas tendientes a preservar el recurso hídrico.

Según el funcionario, desde hace algunos días se empezó a restringir las concesiones de agua, especialmente aquellas que están destinadas para sistemas de riego.

“En este momento la prioridad es el uso doméstico, colectivo e individual, además estamos haciendo monitoreo a todas las captaciones de agua que se otorgaron a través de concesión para sistemas de riego con el fin de verificar si están consumiendo la cantidad de agua autorizada para tal efecto”, explicó Fernando Burbano. Dijo además que en caso de que el registro demuestre  que el consumo es superior al otorgado, con el apoyo de la Fuerza Pública serán levantados los sistemas de riego.

Enfatizó que de manera conjunta con la Gobernación de Nariño se están ejecutando tres proyectos de reforestación denominados centro, Guáitara y cordillera que son financiados con recursos provenientes del Sistema General de Regalías.

“Estos proyectos están dirigidos a la restauración ecológica, a través de especies provenientes de otras zonas. Las personas que contribuyan con el mantenimiento de estas especies serán objeto de incentivos. Los recursos están destinados a la compra de predios para reforestación con el fin de proteger el recurso hídrico”, concluyó el director de Corponariño.

- Software por Activisual -