[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.
29/05/2019 - 11:51
El último miércoles del mes de mayo se eligió para visibilizar la historias de miles de personas que sufren de esta enfermedad. ¡VIDEO!









Encuesta

¿Cree que la aplicación de la "Doble instancia" en Colombia debe ser retroactiva?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Momentos cuando la ingeniera Diana Calvache hace entrega de las llaves a una de las personas favorecidas con vivienda gratis, y que están ubicadas en las urbanizaciones San Luis y San Sebastián, oriente de la capital nariñense.

Viernes, Mayo 16, 2014 - 18:46

Momentos emotivos se vivieron durante la entrega de apartamentos gratis, luego de que los inquilinos recibieran las llaves de las viviendas que les permitió conocer por primera vez el lugar donde pasarán el resto de sus días.

Lágrimas de felicidad y gracias a Dios fue el común denominador entre los nuevos adjudicatarios de los 500 apartamentos ubicados en las urbanizaciones San Luis y San Sebastián, en el oriente de la capital nariñense.

Los nuevos inquilinos son víctimas de la violencia, quienes debieron abandonar sus viviendas donde residían y buscaron refugio en Pasto, y las familias afectadas por la ola invernal en el departamento de Nariño.

Entre los beneficiarios se encuentran familias de los estratos bajo y medio, algunos acomodados en casas arrendadas en tanto que otros a punto de ser lanzados de la viviendas porque estaban alcanzados del canon.

Los dramas humanos son de diversa índole. Algunas personas que ayer recibieron su apartamento gratis manifestaban que llegan con grandes expectativas y agradecen a Pasto por haberlos acogido en los momentos más apremiantes de su vida.

Es tan difícil la situación de algunas personas, que en medio de la felicidad expresaban su angustia al señalar que es tan precaria su situación económica que no tienen un peso para pagar el trasteo.

Afectada por la violencia

Celina de La Cruz, una adulta mayor afectada por la violencia que se registra en Samaniego, señala que después de 25 años logra tener casa propia y gratis. “Ahora las seis personas que hacen parte de mi familia ya pueden dormir tranquilas, es más en el pueblo ya nos habían pedido la casita donde vivíamos porque se nos cumplió el tiempo y no nos querían arrendar más. Gracias a Dios salimos favorecidas con este apartamento, contamos con mucha suerte porque es demasiada la gente que aspira a tener su casa propia. Esperemos que el Gobierno siga construyendo mas apartamentos para la gente que falta”.

Sueño hecho realidad

Freddy Igidio, “Nunca he tenido casa propia siento una alegría inmensa porque se me cumplió el sueño de mi vida. Está como mandado a hacer. Cabemos perfectamente las cuatro personas que hacen parte de mi familia. No di un tan solo peso, esta casa es gratis, lo único que hice fue meter papeles y asistir a las reuniones que nos convocaban. Por fin dejo de pagar arrendamiento, que es lo que más me atormentaba. Estaba trabajando para el arriendo, el agua y la luz. Al fin puedo dormir tranquilo con mi familia”.

“Agradezco a Pasto”

Carlos Santacruz Estrada. En medio de un llanto inconsolable pero de felicidad, este adulto mayor, quien además vive solo, manifestó “Doy gracias a Dios porque al fin soy dueño de casita propia. La violencia en el Caquetá me sacó con lo que tenía puesto, me refugié en Pasto, donde la gente me ha tratado bien. Estoy contento, a pesar de que soy una persona sola. Ahora debo trabajar con más empeño para hacer mis cosas y arreglar este apartamento”.

Sueño cumplido

Alcides Córdoba. “Soy un desplazado de la violencia que mucho tiempo vivió en el departamento del Putumayo, donde tenía mi casita y mi lote de terreno que tuve que dejarlos abandonados por las constantes amenazas de muerte. Bueno, ahora la vida nos cambió para bien a mi madre, a mi hija y a mí. Estamos felices, nunca pensamos que volveríamos a tener casa propia. Pero mi Dios es grande y se nos cumplió el milagro de ser dueños de un lindo apartamento”.

“No hay para todos”

Patricia Pantoja Torres. “Lastimosamente no salieron favorecidas todas las familias que han sido víctimas de la violencia, son 77 mil víctimas que llegaron de diferentes partes del departamento y se refugiaron en la capital nariñense. Tan solo hay cobertura para 1.918 víctimas, además existen personas en alto grado de vulnerabilidad. Necesitamos que nos den prioridad porque estamos padeciendo graves problemas porque muchas de estas personas debieron salir de sus casas con lo que tenían puesto”.

El más favorecido

José Andrés Yela Bolaños. “Vengo desplazado de Argelia, Cauca. La ciudad de Pasto para mi familia ha sido una ventana hacia el futuro, aquí he logrado superarme, salir adelante, tengo trabajo, nos ha ido relativamente bien. Hemos contado con una suerte envidiable, nos entregaron la casita amoblada, nos ganamos en una rifa todos los muebles, o sea que vamos a estrenar todo. Gracias a Dios. Esta es la primera vez que tengo casita propia, ya no tengo la tortura de estar pagando el arriendo”.

“Nos cambió la vida”

María Angélica Cabrera. “Hace 13 años que estábamos esperando un milagro. Salimos de Llorente desplazados de la violencia y nos radicamos en Pasto. La vida a partir de ahora nos ha cambiado, sentimos una gran felicidad al saber que somos dueños de una casita propia. Para mi esposo y mis dos hijos este es un regalo caído del cielo que nunca esperábamos. Luchamos de todas formas, metimos los papeles y salimos favorecidos. Desde ese momento todo cambió en mi hogar. Gracias al Todopoderoso. Los milagros existen”.

“Años de espera”

Marta Doris Gómez. “Vengo arrendando durante toda mi vida. Las ilusiones de tener casa propia iniciaron en el 2007 cuando me inscribí. Fueron largos años de espera, pero al fin soy dueña de mi propio rancho. Mi Dios da todo lo que uno le pide. A pesar de mis años tengo que trabajar duramente, además soy una persona enferma pero este es el premio a la humildad y al constante deseo de triunfar. Salí corriendo de La Dorada, Putumayo, porque la guerrilla nos quería matar. El 15 de mayo de 2014 cambió la vida para nosotros”.

“Oré con mucha fe”

Higinio Álvarez. “Lo único que hice para tener casa propia fue meter papeles y empezar a pedir con fe a Dios que salgamos favorecidos. Hubiera querido compartir la felicidad con mi esposa, pero ya está muerta, tengo que vivir solo. Espero que mi hija se decida acompañarme. Me tocó salir de San Miguel, Putumayo, porque la guerrilla les tenía ganas a los terrenitos que había por esos lados. Conmigo salieron varias familias. Al fin puedo estar tranquilo, mis hijos ya están organizados. Ya no me preocupo por su bienestar porque están muy bien con sus hijos y sus esposas”.

- Software por Activisual -