Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Diciembre 10, 2018 - 16:04

La cifra de quemados sigue elevándose en el departamento de Nariño, que se ubica en los primeros lugares en el país. Ya van 5 casos en lo corrido de la temporada navideña. DIARIO DEL SUR preguntó a los residentes en Pasto por qué la gente sigue utilizando pólvora y que se debe hacer para mitigar el problema.

Los entrevistados afirman que es difícil cambiar esta costumbre porque viene desde siempre y las personas la relacionan con diversión. Aseguran que es necesario sanciones ejemplares para que los adultos tomen conciencia y no compren estos elementos a los niños.

 

“Aumentar el control”

“Más que no aprender las consecuencias de manipular pólvora lo que hace falta es más control de las autoridades para que no se permita bajo ninguna circunstancia la venta y distribución. Ya hay muchos quemados y lamentablemente la gente no aprende de los errores, por ende son indispensables más controles y sanciones para no permitir el uso de estos artefactos”, dijo el arquitecto Mario Fernando Morales.

 

“Falta conciencia”

El pensionado Efrén Angulo Mesías expresó que las personas aún creen que la pólvora es indispensable para disfrutar de la fiesta. “Por mucho tiempo la comunidad se acostumbró a celebrar con pólvora, pero es un grave error en el cual los principales perjudicados son los niños. La gente debe entender que la felicidad está en un abrazo, una cena, la unión familiar y disfrutar con los seres queridos. Cambiar está en las manos de la misma comunidad”.

 

“Trabajo de las autoridades”

“La gente insiste en manipular pólvora porque es una tradición que pasa de generación en generación. Para acabar totalmente este problema es indispensable el trabajo de las autoridades para que estén pendientes, decomisen y acaben con los sitios donde se distribuyen este tipo de elementos pirotécnicos. Además es sencillo exceder los controles para ubicar los sitios donde es fabricada”, afirmó la enfermera jefe Diana Araque.

 

“Sanciones ejemplares”

El trabajador José Moisés Morales manifestó que en la región manipular pólvora en época decembrina es una tradición. “Todos sabemos que utilizar estos elementos es malo, sin embargo para muchos fiesta sin pólvora no es igual y por eso la utilizan. La única manera de prevenir es sancionar a la gente, pero se debe castigar de manera severa porque de lo contrario con pedagogía se demora mucho en cambiar la forma de actuar de la gente”.

 

“Más educación”

“Hace falta más educación, esto es un proceso en el que hay que insistir y de esa manera en algún momento se va a lograr cambiar la mentalidad de las personas que aún la utilizan. De la noche a la mañana no se consiguen las cosas y más cuando es algo que viene en nuestra cultura. Las campañas son indispensables y hay que mostrar la realidad de las secuelas, de pronto de esa manera la gente aprende”, dijo la citadora de juzgado Claudia Caicedo.

 

“Adultos irresponsables”

La estudiante Mónica Patricia López expresó que la manipulación de pólvora se da por la cultura. “Los padres de familia no hacen un debido cuidado de los menores de edad y dejan que ellos utilicen estos artefactos explosivos para distraerse sin percatarse de la responsabilidad que eso significa. Este problema se está saliendo de control y es necesario que las campañas sean fuertes y directas para que la gente en algún momento tome conciencia”.

 

“Mala costumbre”

El contratista eléctrico Jorge Cárdenas aseveró que manipular pólvora es una mala costumbre de la gente. “El problema radica en la educación y viene de tiempo atrás. A quien le corresponde luchar contra este problema es a los organismos de seguridad, la Policía y el Ejército, estar más pendientes en la ciudad y realizar controles constantemente para ubicar los lugares donde la fabrican y la venden de manera ilegal”.

 

“Somos tercos”

El ama de casa Ana Belén Salas expresó que la gente tiene el concepto de la falsa alegría y lo que no está dentro de la gente lo busca por fuera. “Las personas relacionan pólvora con fiesta y tristemente es un concepto errado que cobra muchas vidas. La comercialización se acaba cuando no hay compradores, por esta razón deberían optar por los castigos drásticos. Nosotros somos tercos y a veces las lesiones solo se aprenden cuando son de por vida”.

 

“Insistir en la pedagogía”

“Desafortunadamente todavía falta educación y pedagogía, a pesar de que a nivel nacional se hacen campañas, sin embargo hace falta cultura ciudadana y las personas no comprenden la magnitud que representa un accidente con pólvora. Los programas de prevención deben ser más agresivos y de pronto ejecutarlos en la zona urbana, realizar las campañas no desde la ciudad, sino desde el campo”, dijo el docente Milton Portilla Benavides.

 

“Informar a la gente”

La estudiante Sofía Rodríguez aseveró que la gente no se ha concientizado de lo grave que puede ser manipular pólvora. “La poca educación que se presenta en la casa también influye en los quemados cada año en el departamento. La gente no tiene claro los riesgos y los desastres que se ocasionan al manipular pólvora. La comunidad debe tener más información para saber los riesgos que existen y aumentar la comunicación entre la comunidad”.

 

“Campañas agresivas”

“La gente insiste en manipular pólvora porque no se ha creado la conciencia de lo dañinos que son estos elementos. A pesar de que escuchamos casos no somos conscientes de que en caso de que nos llegara a pasar algún accidente las consecuencias son para toda la vida. La manera de luchar es por medio de campañas más agresivas y buscar otras alternativas para la gente que se dedica a la venta de estos elementos”, dijo el asesor Andrés Rodríguez.

 

“Resultados a futuro”

“La pólvora ha sido desde hace décadas sinónimo de fiesta, lo malo es que la gente no entiende que la manipulación debe estar a cargo de expertos. Hasta que las personas no resulten lesionadas o les pase a ellos no van a aprender. Si seguimos educando para que cambien la manera de pensar en unos años la región no estará en la lista de quemados y podremos disfrutar navidades seguras”, dijo la pensionada Magaly Morillo.

- Software por Activisual -