Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/01/2020 - 09:38
El activista estadounidense y pastor que luchó por los derechos civiles de los afroamericanos.
02/01/2020 - 16:27
La celebración nació en México, recuerdo de un enfrentamiento de reos en Tampico, en el 1927, día en que un gran número de uniformados perdió la vida.









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Encuesta

¿Cree que en medio de las protestas, miembros de un gobierno local deben dialogar con encapuchados?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

 

Al pie de los santos apóstoles Pedro y Pablo la gente santifica las guaguas de pan que recibieron como símbolo de la salud y la prosperidad y que deberán devolver duplicadas el próximo año.

Martes, Julio 2, 2013 - 17:11

La de los guaguas de pan es una leyenda de los indígenas Aymará, según algunos entendidos e historiadores, que con el paso de los años se ha convertido en un ritual propio de algunas localidades de mayoría nativa o campesina, como es el caso de Jongovito.

En este corregimiento de Pasto esta figura aparece con motivo de sus celebraciones patronales, en las fiestas correspondientes a los apóstoles San Pedro y San Pablo, cada 29 de junio.

Si bien muchos entienden el ritual como un reconocimiento a la Pacha Mama, es decir a la Madre Tierra, según las expresiones de origen incaico, estos mismos, no duda en ofrecer el pan a los santos católicos de su devoción, como una especie de pago por la salud y prosperidad que esperan para ellos y sus familias en los siguientes meses.

Como contraprestación, cada persona que recibe una guagua devuelve 12 meses después el doble, es decir, dos muñecos elaborados con la fórmula de paz tradicional, pero adornados con colores y objetos que dan la impresión de que se tratara de la figura de un niño o una niña.

Ayer en Jongovito, y luego de más de una semana de muy variadas celebraciones, los habitantes del lugar, sumados a la gran cantidad de visitantes que llegaron procedentes de diferentes partes de Pasto y del departamento, apreciaron las estructuras con forma de altares llamadas ‘castillos de guaguas de pan’, de donde cada uno tomaba una pieza, a manera de obsequio y luego lo trasladaban hasta la iglesia, para ser bendecidos u ofrecidos como parte de un sacrificio o esfuerzo que se hará en los meses siguientes para buscar el alivio económico y la salud para todos los miembros de la familia.

Historia y mística religiosa

Lo ancestral y el regocijo religioso sufren una especie de simbiosis en este lugar, que vive entre danzas y música, una fiesta que recoge algunas tradiciones propias de los habitantes originales de esta región, que solían reconocer a la madre naturaleza todo el bien que recibían de ella, como el trigo y la sal, pero la conjugan con aspectos de la evangelización que trajeron los sacerdotes y los conquistadores europeos.

Es por ello que los panes que antes de dejaban como homenaje a la tierra hoy se concentran en el templo principal de Jongovito y la comunidad en medio de oraciones alicoradas le ofrece las guaguas a San Pedro y San Pablo, los apóstoles homenajeados cada año a finales de julio.

Es así como para los historiadores, las que se conocen como fiestas tradicionales de las guaguas de pan se remontan hasta hallar sus raíces en la cosmovisión indígena, que luego de cinco siglos de persecución y colonización emerge cada año para recordarle al mundo que a quien se le debe todo lo que se recibe para el bienestar social es a la tierra.

Ofrendas para la salud y la prosperidad

Los panaderos para fabricar las guaguas en diferentes tamaños y sabor particular usan diferentes recetas con un toque secreto. Normalmente acostumbran a ponerles el nombre de algún habitante del corregimiento o de un visitante, puesto que es tradición que los campesinos oriundos del sector cada año obsequien las guaguas de pan y quien reciba este reconocimiento se compromete a regresar el próximo año con dos guaguas de pan, dirigidas a quien le hizo el presente. Se cree que la vivencia de estas tradiciones traerá abundancia para habitantes del corregimiento.

Las guaguas se colocan en uno de los castillos construidos en la plaza principal, llamados también varas o votos, y se regalarán a una persona apreciada o se llevan. Sin embargo al año siguiente como augurio de abundancia, debe devolver dos guaguas al corregimiento. Lo mismo pasa con quienes al finalizar el día reciben de los dueños de los castillos alguno de los alimentos o bienes colgados en él, por ejemplo panela, frutas, verduras, utensilios de cocina, aguardiente, cuyes. Al año siguiente deben devolver el doble de lo recibido.

El templo de la Inmaculada Concepción es testigo de que cada año, entre los meses de junio y julio, el corregimiento celebre estas fiestas tradicionales. Sus escaleras sirven para que propios y visitantes disfruten de los bailes que los habitantes del corregimiento han dispuesto para ellos.

 

Cultura, deporte y aguardiente

 

Las fiestas se inician con un festival cultural; también hay competencias deportivas, como ciclismo y microfútbol y también una exposición agro artesanal. El domingo, tradicionalmente, es la fiesta mayor que inicia con la instalación de los castillos de las guaguas de pan en la plaza del corregimiento; el desfile de compadres y de comparsas por los senderos de los ancestros hasta el encuentro con los compadres en la piedra de los espirales.

Se hace la ofrenda a la madre tierra y se da inicio al festival de danzas, en el que los grupos de danzas del corregimiento, otros municipios y a veces del vecino país del Ecuador, hacen gala de bailes típicos del sur.

Para finalizar, y a ritmo del son sureño, interpretado con pasión por conjuntos que se toman la plaza del corregimiento, se baila, desde las 3 de la tarde hasta la medianoche, en la verbena popular preparada para rematar con broche de oro estas famosas fiestas.

Todo esto, por supuesto, sin faltar el aguardiente o cualquier licor que haga entrar en calor a los participantes de estas fiestas que combinan lo ancestral con lo mítico.

Guaguas de pan rellenas

Para elaborar las famosas guaguas de pan, con un delicioso relleno, se recomienda la siguiente receta:

Ingredientes

- 3 libras de harina

- 6 huevos

- 1 libra de mantequilla

- 4 onzas de levadura granulada

- 4 onzas de azúcar

- 1 onza de sal

- ½ litro de leche

- Mermelada

Para el glaseado

- 2 huevos

- ½ limón

- ½ libra de azúcar impalpable

- Anilina vegetal

Preparación:

En una taza de leche tibia agregar la levadura, 2 cucharadas de azúcar y 2 de harina, dejar en reposo hasta que se disuelva bien la levadura. Colocar en la mesa las 3 libras de harina y alrededor colocar la sal, agregar a la mezcla los 6 huevos y colocar la anterior preparación, amasando con las manos.

Después añadir una libra de mantequilla y seguir amasando hasta que no se adhiera la mezcla a la mesa, dejar en reposo cubierto con un plástico de 10 a 15 minutos, para que se leude. Con la masa se deben hacer bolitas pequeñas, después ir dando forma de muñeca y dejar 10 minutos hasta que se inflen, cortar con un cuchillo el centro (barriga) de la muñeca de forma vertical e introducir un poco de mermelada.

Para adornar la muñeca poner el glaseado en un decorador de pasteles, con el molde más fino hacer los ojos, la boca y el cuerpo. Después que estén bien infladas introducir en el horno hasta que se doren.

Para hacer el glaseado se deben batir 2 huevos hasta que estén a punto de nieve; luego, seguir batiendo y agregar poco a poco el azúcar impalpable con dos gotitas de limón, hasta obtener una masa dura. Colorear la masa con anilina vegetal del color que se desee.

El templo de la Inmaculada Concepción es testigo de que cada año, entre junio y julio el corregimiento celebre estas fiestas tradicionales. Sus escalones sirven para que propios y visitantes disfruten de los bailes que los habitantes del corregimiento han dispuesto para ellos.

 





- Software por Activisual -