Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

23/11/2019 - 09:44
El Presidente informó que se inicia a una conversación Nacional y que fortalezca la agenda vigente de política social.
13/11/2019 - 18:26

Encuesta

¿Cuál cree que será el Campeón del Fútbol Colombiano?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

La guerrilla de las Farc aseguró en un comunicado que no llegaron “a La Habana a negociar impunidades” y que está dispuesta a “facilitar la acción de la justicia y dar satisfacción a las víctimas”.

Martes, Enero 14, 2014 - 16:07

Ante la pregunta sobre el reinicio de la mesa de negociación en La Habana, muchos de los sondeados tuvieron una posición incrédula sobre la consecución de la paz.

En primer lugar, se afirmó que la serie de conversaciones que se han adelantando en Cuba no tienen contundencia, debido a que mientras en La Habana se habla de una negociación, en Colombia civiles y militares mueren a diario por causa de los atentados perpetrados por las Farc.

Otro punto de vista se basa en la proximidad de las justas democráticas. Para varios habitantes de Pasto, pueden verse, de cierta manera, utilizados por politiqueros que usan las negociaciones como ‘caballitos de batalla’.

La mesa de paz, encabezada por Humberto de la Calle como negociador del Gobierno e Iván Márquez, por las Farc, acordó que el siguiente punto en las conversaciones será el que tiene que ver con drogas ilícitas y narcotráfico. Este ítem contempla programas de sustitución de cultivos ilícitos, planes integrales de desarrollo con participación de las comunidades en el diseño, ejecución y evaluación de los programas de sustitución y recuperación ambiental de las áreas afectadas por los cultivos ilícitos y, finalmente, programas de prevención del consumo y salud pública.

Preparados para las críticas

El jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, antes de partir hacia Cuba para esta nueva ronda de negociaciones, aseguró que la guerrilla puede hacer los cambios que quiera en su delegación, así como también los ha hecho el Gobierno. Aseguró que están preparados para las críticas de los opositores en medio del proceso electoral y pidió que no se creen mitos o se tejan falsedades en torno a la negociación.

“Entramos ahora en un proceso electoral donde la controversia sobre lo que ocurra en La Habana se agudizará, estamos preparados tranquilamente para eso, pero queremos una discusión leal, seria y responsable, sin inventar mitos ni tejer falsedades”, agregó.

Otros panoramas

Para el estudiante de la Universidad de Nariño Jhonattan Tovar, el proceso de paz es uno de los anhelos que todos los colombianos tienen; sin embargo, el bienestar del país no depende solamente de lo que se pueda lograr en La Habana. “Existen otras problemáticas de tipo social que merecen una adecuada atención, por ejemplo, la educación y la salud, que representan un dilema que ha afectado a Colombia por muchos años y que en este momento se encuentra en un estado crítico y lamentable”

Complicaciones

“Es difícil pensar en que la paz se pueda firmar en tan poco tiempo. Desde mi punto de vista veo complicada la situación, debido a los alarges que tanto el Gobierno como la guerrilla le han dado al proceso de negociación. Si ellos tuvieran un firme propósito de lograr un acuerdo para acabar con el conflicto, se sentarían y pondrían todos los puntos sobre la mesa. Creo que en un futuro sí se va a lograr, pero no será en el 2014 sino más adelante, cuando las conversaciones tenga mayor seriedad”, manifestó el trabajador Jhon Argoty.

Crisis

Según el profesional en química Jhon Burbano, la tarea de firmar la paz en La Habana es difícil de cumplir durante el 2014. “En Colombia existe una crisis en la situación social y política, creo que ante este panorama es poco probable que se pueda dar un feliz término a las negociaciones. Además, se debe tener en cuenta que el fin del conflicto no es tan fácil, se necesita de estrategias muy bien diseñadas. Se necesita trabajo y más inversión para que la paz dé sus frutos en Colombia. De igual forma, pienso que las próximas elecciones podrían alargar o retrasar las conversaciones”.

Mejores gobernantes

El conductor de trasporte público Jimmy Narváez expresó que para que las negociaciones lleguen a un buen término se necesitan mejores líderes y gobernantes. “Los colombianos requerimos que se firme la paz, pero también que el Estado nos responda y atienda nuestras necesidades. No queremos más dirigentes corruptos, que en lugar de trabajar por el pueblo se camuflen los dineros. Queremos la paz y también un gobierno sin escándalos, en donde ningún político se vea involucrado con delincuentes; por el contrario, líderes que tomen las riendas del país pero para mejorar”.

Atender necesidades

Para el taxista Danny Obando, el panorama sobre el proceso de paz es complicado. “Lograr la paz no es sólo firmar un papel, sino también atender las necesidades que el pueblo tiene. En Colombia hay muchas personas que viven en situaciones precarias, sin trabajo ni vivienda, entonces, para que exista un fin del conflicto se requiere generar mejores condiciones de vida. Se debería pensar en un proceso, pero a largo plazo, en el que se estudien detenidamente los puntos y se desarrollen políticas que garanticen el cumplimiento de los pactos”.

‘’Envolatados’’

“Creo que todos los colombinos somos escépticos en ese tema. Los retrasos en lograr acuerdos serios acaban con la ilusión de tener un país con mejores posibilidades. Ahora que se aproximan las elecciones es posible que muchos candidatos usen las negociaciones como un salto o caballito de batalla de sus campañas políticas. Considero que los resultados que arrojen las elecciones podrían tener algún efecto en el proceso de paz. Esperemos que esto no suceda y las cosas lleguen a mejores términos”, indicó Jairo Santacruz, jubilado.

Retrasos

El conductor Jaime Portilla indicó que “se ha intentado por todos los medios y se han gastado millones y millones de pesos en diferentes reuniones y procesos, pero no existe ningún avance, esperamos que esta sea la excepción. Las elecciones democráticas pueden afectar el proceso de paz, pero no por la intervención sino por el tiempo, es decir, pueden retrasar los avances”.

No hay avances

Según Diego Fernández, trabajador independiente, la mayoría de los colombianos no confían en lo que se gesta dentro de las conversaciones de paz, porque “luego de más de un año sólo se ven avances mínimos en cuestiones estructurales, pero el país sigue lleno de problemáticas derivadas de la violencia. Además se pueden presentar que muchos políticos tengan intereses en que no se logren los acuerdos y pongan trancas a estas labores”.

Dificultades

El transportador Alfonso Villota mira difícil la situación que se presenta en La Habana porque, de una o de otra forma, los grupos armados le han tomado el pelo al Gobierno, razón por la cual es complicado que se llegue a un acuerdo serio. “Posiblemente las elecciones de marzo y mayo pueden acarrear más dificultades en el proceso de paz, sin embargo, esperemos que el tiempo vaya superando los errores o equivocaciones de las dos partes”.

Positivismo

Para la abogada Viviana Quetamá, sería positivo que se logre un acuerdo entre la guerrilla y el Gobierno, puesto que de esta forma muchos sectores del país se beneficiarían. “Para Nariño sería muy bueno, porque así muchos empresarios podrían desarrollar su trabajo encaminado a la inversión extranjera. De igual forma, creo que los sectores que más necesitan la paz son los rurales, en donde se viven muchas problemáticas. En el tema de las elecciones, pienso que se deben manejar de manera adecuada, sin dejar de lado la mesa de diálogos”.

Existen posibilidades

El pensionado Eduardo Pazcuasa Benavides manifestó que hay muchas probabilidades de que se firme la paz; no obstante, en Colombia hay situaciones encontradas que no permite que haya un cese de actividades de los grupos guerrilleros. “Para las próximas elecciones se debe tener en cuenta que cada programa político tenga un aporte para conseguir mejores condiciones que posibiliten la paz”.

“No creo en promesas”

Según el periodista Alonso Ayala, el proceso de paz no es visto con buenos ojos por muchos colombianos. “Pienso que existen otras maneras de conseguir que el conflicto se termine y la sociedad pueda vivir en un mejor país. Desde mi punto de vista, las promesas de los grupos ilegales son poco creíbles, por eso este proceso llegará a ninguna parte, sobre todo si los que representan a las Farc en La Habana se siguen pasean con los recursos públicos de Colombia”.

 

- Software por Activisual -