Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

Vea También...









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Encuesta

Sobre la legislación del aborto en Colombia, ¿con cuál opción estaría de acuerdo?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Agosto 10, 2019 - 16:32

Confieso que en esta temporada política que estamos viviendo añoro las elecciones de antaño, cuando se podía tomar traguito puesto que la ley seca era inexistente y los candidatos contrataban papayeras y grupos musicales para amenizar los días de los comicios.

Por eso en los tiempos a los que hago referencia hay que decir que el día de las elecciones era una verdadera fiesta donde se “chumaba”, se bailaba y en medio de la rumba, si no estaba de buenas, también se conquistaba a hermosas chicas, con el cuento que uno era un firme seguidor del candidato al que ellas apoyaban.

En esos años lo único medio maluco era que los votantes tenían que mancharse un dedo con tinta roja, que en ese entonces era la señal de que se había votado, a la vez que era una excelente medida de seguridad que impedía que personas inescrupulosas trataran de repetir su sufragio.

También, como en esos lejanos años los computadores no existían ni en la imaginación, los resultados oficiales tardaban varios días en conocerse, por lo que las fiestas organizadas por los candidatos en los mismos sitios de votación, puesto que tampoco nadie sabía de sedes, se prolongaban sin parar durante toda la noche.

Pero un día las cosas cambiaron y ya no se puede tomar trago en las elecciones, aunque el expresidente Juan Manuel Santos trató de hacer historia aboliendo la antipática medida, sin tener en cuenta que todavía en Colombia tenemos unas poblaciones donde hierve el sectarismo, lo que combinado a la gestión de licor habría provocado terribles matanzas.

Pero tampoco se permiten las papayeras, la música y el baile, por lo que las elecciones ya no son una fiesta como antes. ¡Qué lástima!

 

Por: Jorge Carvajal

- Software por Activisual -