Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

Vea También...

Especiales

Vida Extra
22/02/2020 - 10:59
Uno de los videojuegos más icónicos de la historia sigue cautivando a los 'gamers' de distintas edades.
21/02/2020 - 14:36
En el país existen 69 lenguas nativas, 65 de origen indoamericano, la lengua Romaní y dos 2 lenguas criollas.









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Encuesta

Sobre la legislación del aborto en Colombia, ¿con cuál opción estaría de acuerdo?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Enero 8, 2020 - 18:08

Tal parece que la humildad y la sencillez no son virtudes muy valoradas en nuestro tiempo. Hoy todos parecemos estar participando en una competencia para ser el más rico, el más inteligente, el más atractivo, el más exitoso, etc. El orgullo hace que muchas personas busquen afanosamente esas metas, considerándose superiores a los demás y por ende cometiendo una serie de equivocaciones: Creen que lo pueden todo, imponen sus decisiones y desprecian a las otras personas.  

Es un mal que puede ocurrir en el ámbito familiar con los seres que más queremos, y en el laboral, con los compañeros. También ocurre en los centros educativos: En ellos hay niños, niñas y jóvenes presumidos porque se consideran que son los más aplicados y los mejores deportistas, o porque sus padres tienen un nivel económico mejor. Esa actitud de soberbia es contraria a la generosidad, la empatía y la amistad, impide comprender a los demás y les hace pensar que no necesitan de ellos.
El remedio a los peligros de esta “nueva sociedad” es el valor de la humildad que consiste en reconocer que “no somos los mejores del mundo”, en aceptar nuestros defectos y reconocer las virtudes y capacidades de los otros. En ese intercambio social encontraremos que a veces nosotros somos el ejemplo a seguir y a veces lo son los demás. Sumando nuestras virtudes y esforzándolos cada día, podemos corregir juntos nuestros defectos.

La humildad va de la mano con la sencillez que nos enseña a valorar las cosas simples, como por ejemplo, la naturaleza, las pequeñas alegrías de cada día, las expresiones de afecto de nuestros familiares, allegados y amigos y los logros que obtenemos. Una persona sencilla es una persona abierta, dispuesta a aprender, que se sorprende con lo que le aportan los demás. Al liberarse de las barreras del orgullo, es capaz de disfrutar y valorar en su medida la riqueza del mundo. 
Las personas en su diario interactuar pueden expresar la humildad y la sencillez de muchas maneras: Hablar de forma clara y permitir expresarse a los demás, no intenta aleccionar a sus amigos, no presume lo que sabe o lo que tiene ante personas que están en desventaja, viste con ropa sencilla, ayuda en tareas como lavar y barrer, adquiere sólo lo necesario y nunca actúa necio o caprichoso. Con estos mínimos cambios en la vida seremos cada día más sencillos y despertaremos el cariño, el aprecio y la comprensión de los demás. El máximo orgullo debe ser ayudar a los otros y la mayor muestra de humildad, pedirles su ayuda y colaboración.

Sólo la gente humilde y sencilla es capaz de reconocer sus errores, que es el punto de partida de la superación personal. Sólo el humilde acepta la crítica constructiva de los padres, de los docentes o de los jefes y compañeros de trabajo; sólo los humildes reconocen cuando se equivocan y piden disculpas si ofenden o perjudican a alguien con su mal proceder, con sus comentarios u omisiones.

Una persona presumida, jactanciosa y soberbia cae mal en todas partes y crea a su alrededor una atmósfera densa, ya que sólo se preocupa por sí mismo y se olvida de los demás, en cambio, el humilde y sencillo es de fácil trato porque es transparente, porque comparte logros y fracasos, porque se preocupa por los demás tanto como por sí mismo y, además, porque sabe escuchar y aprender de las experiencias de otros.

Por: Narciso Obando López, Pbro.

- Software por Activisual -