Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

13/11/2019 - 18:26
Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Domingo, Octubre 13, 2019 - 15:57

Hace varios años la noche de las velitas, las novenas de aguinaldos, la Nochebuena y el 31 de diciembre los celebrábamos, además de la comida típica de esa época, con mucha pólvora. 

La explosión de los totes, los ‘cuetes’, los voladores y el cielo lleno de globos eran los ingredientes que no podían faltar para conmemorar estas fechas especiales. Crecimos en un ambiente en donde para espantar a los malos espíritus del año que terminaba rellenábamos los años viejos con gran cantidad de pólvora.   

Así transcurrió nuestra infancia, esquivando ‘cuyes’ o buscapiés, exponiéndonos a que nos quemáramos con una vela romana o un diablillo. Pero no todos salíamos ilesos de esas épocas de abundancia de fuegos artificiales, de ruido y contaminación.   

Muchos de nuestros contemporáneos debieron sufrir graves quemaduras, amputaciones y hasta la muerte por esa costumbre de celebrar con pólvora estas fechas que se deben caracterizar por ser de alegría.  

En esos tiempos no había prohibición de estos elementos pirotécnicos y tampoco se llevaban registros de víctimas. Los vendedores de pólvora hacían su agosto en diciembre a costa de las consecuencias que pudieran sufrir quienes les compraban esos elementos.   

Ahora, a pesar de las campañas que se realizan por los medios de comunicación o con visitas a los establecimientos educativos sobre el peligro que representa la manipulación de pólvora, sobre todo por parte de los menores de edad, esta costumbre no ha desaparecido totalmente.  

Por estos días de octubre se aprestan en varias ciudades del país a comenzar varias campañas contra el uso de la pólvora y demás elementos que se utilizan para celebrar estas fechas de fin de año. El fin es evitar el mayor número de quemados posible que suelen presentarse por esos días de fiesta y jolgorio.  .  

No solo las personas se afectan en esta época de jolgorio y de ruido, también los animales de la calle, principalmente los perros, que deben huir de la ciudad en busca de refugio.    

No utilicemos pólvora, y menos mezclada con licor, porque podría ser fatal. Recuerde que si se vuela los dedos estos no vuelven a crecer. 

- Software por Activisual -